En un mes se define estudio técnico para “Muévete Chilo Sinaloa”

Culiacán, Sin. En un plazo de un mes, el equipo técnico del sistema de bicicleta pública “Muévete Chilo Sinaloa”, tendrá definido el estudio para la aplicación de bicipuertos y los cambios que se requieren en la infraestructura vial, informó, Carlos Gandarilla García.

El Secretario de Desarrollo Sustentable en el estado, en la segunda visita técnica del sistema de bicicleta, comentó, tienen previsto iniciar con la primera fase en un periodo de dos meses.

tapa en el que se determinará detalles como, los lugares de los 50 bicipuertos, acuerdos con concesionarios para aportar con las 300 a 350 bicicletas que incluirán, además de que dueños del transporte público conozcan del proyecto.

De manera preliminar, las bicicletas estarán disponibles en el centro de la ciudad, como parte del primer polígono, el cual será en los límites la calle Josefa Ortiz de Domínguez por el norte, calle Emiliano Zapata por el sur, calle Venustiano Carranza por el oriente y Nicolás Bravo por poniente.

La inversión que se está realizando por parte de Gobierno del Estado en la realización de los estudios es de 700 mil pesos, en donde, en un punto inicial el equipamiento para establecer las bases de los bicipuertos, será de 800 mil pesos.

El nuevo sistema de bicicleta pública, funcionará a través de una aplicación móvil con un sistema de prepago, ya sea por tarjeta de débito o crédito, mismo que no tendrá anclaje a los bicipuertos, con zonas de arribo para no obstruir calles y banquetas.

El costo del sistema es de cinco pesos por viaje único, para una membresía anual será de 399 pesos, en el que en cada viaje el usuario podrá viajar por un periodo de dos horas como límite, sin embargo, se pueden utilizar las ocasiones que sea necesario.

Por su parte, el Alcalde, Jesús Estrada Ferreiro, dijo que para evitar accidentes viales e incorporar reglas claras y concisas, propone la entrega de licencias a los usuarios del sistema de transporte, del mismo modo que a quienes conducen un automóvil.
SANDRA SOLÍS/OEM-INFORMEX