Reprobado el sistema penitenciario en Sinaloa

Culiacán, Sinaloa.- En Sinaloa, el sistema penitenciario esta reprobado pese a las inversiones millonarias que el gobierno del estado ha realizado en los penales, sobre todo en el de Culiacán, porque persiste la corrupción, el autogobierno ejercido por los propios reos, la falta de personal de seguridad y custodia, además de la insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos, revela el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2018, elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Por si fuera poco, un análisis elaborado por el Consejo Estatal de Seguridad Pública, dado a conocer esta semana por su coordinador Ricardo Jenny del Rincón, revela que en los últimos 3 años se han fugado 10 reos de los penales de Sinaloa, y que el histórico revela que de 1999 a la fecha en todos los años ha habido fugas.

El CESP alertó que de continuar la corrupción, y si no se mejoren las condiciones de seguridad, posiblemente habrá más fugas en los penales.

Mientras no se mejore la infraestructura y la normatividad, esos esquemas de privilegios que existen al interior, en cualquier momento pues podemos ver otra evasión y así consecutivamente.

Sobre el diagnóstico elaborado por la CNDH, el coordinador del CESP dijo que Sinaloa no presenta ningún avance a pesar de las inversiones que se realizan para estos centros, sobre todo en la capital del estado.

En ese estudio fueron analizados 4 centros penitenciarios de Sinaloa: el de Aguaruto, en Culiacán; el de Goros II, en Los Mochis; el de El Castillo, en Mazatlán; y el regional del Évora, en Angostura; el promedio general de calificación que obtuvieron fue de 5.62.

“El día de ayer la CNDH, publicó su diagnóstico nacional de supervisión penitenciaria del 2018, donde Sinaloa básicamente se mantiene igual que el año pasado, disminuye en 2 centésimas, pero pues no hay ningún avance a pesar de las inversiones que se han hecho sobre todo en Culiacán”, señaló.

El diagnóstico de la CNDH revela que en esos 4 centros penitenciarios prevalecen las condiciones de autogobierno o cogobierno, es decir, grupos de reos que ejercen funciones de autoridad y que mantienen el control.

También es esos 4 penales, la CNDH detectó que existe presencia de actividades ilícitas; presencia de cobros (extorsión y sobornos); insuficiencia de personal de seguridad y custodia; y deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias.

Además durante las supervisiones de la CNDH se detectó hacinamiento; deficiente supervisión del funcionamiento del centro por parte del titular; insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos; falta de prevención de violaciones a derechos humanos y de atención en caso de detección; así como insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos.

También se detectó insuficiencia o inexistencia de instalaciones necesarias para el funcionamiento del centro; y deficientes condiciones materiales e higiene en las áreas médicas, cocina, comedores; así como deficiencia en la alimentación.

Para el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2018, las CNDH visitó 165 penales de México, de los cuales solo 3 obtuvieron calificación de 8 a 8.21; 21 penales obtuvieron de 6 a 7.54; y 8 reprobaron por obtener de calificación entre 5.87 a 4.92, entre ellos: Veracruz, Zacatecas, Hidalgo, Guerrero, Nayarit, Baja California Sur, Tamaulipas y Sinaloa.

26 Es el lugar que ocupa Sinaloa en la evaluación del sistema penitenciario realizado por la CNDH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *