Maradona molesto, pero con Dorados en semifinales

CULIACÁN, SIN. Si bien es cierto que Dorados ya está en las semifinales del Torneo Clausura 2019 del Ascenso MX, la verdad es que su director técnico Diego Armando Maradona no salió muy contento al menos del duelo de vuelta a pesar de haberlo ganado por 2-0 en el estadio Héroe de Nacozari de la ciudad de Hermosillo.
Y es que el funcionamiento del equipo en los primeros 45 minutos de la vuelta no fue para nada del agrado de Maradona, quien en el entre tiempo les dijo a sus jugadores que ese no era el equipo que él entrenaba.

“En el primer tiempo pasó lo de Sinaloa: no podíamos agarrar la pelota, no teníamos jugadas de uno, dos, tres toques; la pelota se la dábamos a los contrarios. Así se hace difícil. Sacamos una renta de un gol que era mucho si nosotros jugábamos como jugamos”, dijo el estratega sinaloense.

“Me fui al vestuario con una calentura increíble, no puede ser que Escoboza le dé cuatro pases a un rival. No puede ser, tiene demasiada calidad y jerarquía como para hacer eso. Digo Escoboza porque lo banco yo, porque lo quiero en mi equipo, porque es un fenómeno, pero así todos. No podíamos engancharle la onda al partido. Entré al vestuario y les dije que no era mi equipo, que estaba viendo un partido cualquiera, no del equipo que yo entrenaba”, señalóo Maradona.

“Lo entendieron bien, empezaron a tener la pelota en el piso, a no dividir pelotas intrascendentes y llegamos a un resultado merecido”, acotó el astro argentino.
Sobre otra posible final ante el Atlético San Luis, Maradona dijo que hay que ir paso a paso, y en estos momentos ellos tienen la mente en los Mineros de Zacatecas, a quienes enfrentarán en esta semana en la antesala de la final.

“Paso a paso y con pasos firmes. Nos tocó Mineros. Mañana volveremos a los entrenamientos, acá no hay descansos. Preguntaremos a gente que vio a nuestro rival y de ahí sacaremos conclusiones y la táctica a seguir”, aseguró Maradona.

Ya para finalizar, Diego Armando Maradona acotó que los dos duelos ante Cimarrones de Sonora le deja buena enseñanza, ya que en esto para poder hacer algo al frente hay que tener siempre la pelota, y en eso fallaron mucho.

“Los muchachos quieren la clasificación, esto no termina acá. Ojalá pudiéramos destapar una champán y mostrar la Copa pero esto recién empieza. El partido nos enseña que Dorados tiene que tener la pelota y no dejársela al rival, Dorados tiene que ser protagonista y eso en el primer tiempo de hoy y en Culiacán no pasó. Por eso yo estaba enojado, pero ahora estoy feliz, le quiero dedicar este partido a toda la gente de Culiacán, a mi hijo Dieguito”, explicó.