Dorados, con el destino en sus propias manos

CULIACÁN.- El no haber sacado la victoria el pasado viernes ante Mérida, quien les empató a escasos minutos del final del partido, colocó a Dorados de Sinaloa en una situación difícil, pero el destino lo tienen en sus manos, ya que una victoria les daría la calificación a la liguilla, pero un empate o derrota dejaría todo en manos de los demás resultados.

Con el punto logrado ante Venados, la escuadra sinaloense arribó a 19 unidades, cifra que también tienen cuatro equipos más, razón por la cual es difícil pensar que un empate o derrota los colocaría cerca de calificar, y así a equipos como Zacatepec, Dorados, Venados y Cimarrones se les coloca el destino en sus manos, caso contrario a Alebrijes que también cuenta con 19 puntos pero ya no verá acción en la última jornada.

Por el momento, solamente están con el boleto en la mano el actual campeón y líder San Luis, equipo que muy difícilmente perderá el liderato general por los tres puntos que le saca a Mineros y su mejor diferencia de goles, ellos son los dos únicos calificados.

Después viene el pelotón de cinco equipos ya mencionados con 19 puntos, pero junto a Correcaminos, Atlante y Celaya aún pelean por avanzar, y a ellos se les puede unir Leones Negros, aunque con pocas posibilidades de colarse por los 16 puntos que cuenta.

Las combinaciones que se pueden dar son interesantes, Dorados visitará a San Luis en la jornada 15, mientras que Venados recibirá a Mérida y Cimarrones a Correcaminos, esos tres juegos son el viernes.

Y para el sábado, Atlante la lleva fácil y podría meterse a la liguilla si vence a los Potros de la UAEM, Celaya se la jugará ante los Leones Negros, mientras que los juegos entre Juárez ante Cafetaleros y la Jaiba Brava contra Zacatepec ya podrían ser de trámite, más este último que se juega el domingo por la tarde.

En el caso de Dorados, la sola razón de enfrentar al líder podría ser un arma de dos filos, San Luis ya está calificado y podría darse el lujo de cuidar a varios de los titulares para no exponerlos en el arranque de la liguilla, porque una expulsión o lesión sería perder jugadores que han sido claves durante la competencia.

Pero a la vez, dejar fuera de una vez por todas a uno de los equipos que mejor viene jugando también sería importante para ellos, ya que si Dorados se mete a la liguilla, sin duda alguna se convierte en uno de los equipos a pelear por el título y el ansiado ascenso.

Por lo pronto, solo quede esperar.

(Javier Moreno Hernández)