Destruye Sedena 908 armas decomisadas en operativos en Sinaloa

CULIACÁN.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), destruyó este sábado en las instalaciones de la Novena Zona Militar, un total de 908 armas de fuego que habían sido decomisadas, de las cuales 654 fueron armas cortas y 254 largas, así como 31 mil 232 cartuchos, de diferentes calibres, y otros 2 mil 851 cascos de cartuchos, mil 156 cargadores, tres miras telescópicas, un cuchillo bayoneta, dos silenciadores y un bipie

La destrucción de armamento fue encabezada por el comandante de la Novena Zona Militar, Maximiliano Cruz Ramos, quien estuvo acompañado por el secretario general de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores; el presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro; el Fiscal General de Sinaloa, Juan José Ríos Estavillo, entre otros funcionarios.

La destrucción del armamento se efectuó conforme a lo establecido en el Procedimiento Sistemático de Operar para el “Control, Destrucción y Aprovechamiento Lícito de las Armas de Fuego Decomisadas”, y previamente habían sido revisadas, desorganizadas y cortadas, dando certeza y confianza a la sociedad de que el armamento decomisado y destruido, perdió plenamente las características y particularidades para los cuales fue creado.

Incluso el evento de destrucción estuvo supervisado por un equipo multidisciplinario perteneciente a otro mando territorial, así como de la propia sociedad que estuvo presente en el acto de destrucción, para asegurar la transparencia de la destrucción del armamento.

El comandante de la Novena Zona Militar, Maximiliano Cruz Ramos, explicó en su mensaje que con estas acciones, el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, refrendan su compromiso con el pueblo de México de velar y salvaguardar su bienestar, mediante la materialización de actividades que coadyuven con las necesidades públicas de manera pronta y oportuna.

“La Sedena –dio– refrenda su compromiso de coadyuvar con los tres poderes de gobierno para destruir el armamento que fue asegurado por distintas corporaciones y destinado a la Sedena para su aprovechamiento o destrucción”.

Cabe señalar que las 908 armas destruidas este sábado, representa menos de la mitad de las que se habían destruido en octubre del año pasado, cuyo total fue de dos mil 908 armas, a las que se sumaron 88 mil 740 cartuchos, y 4 mil 332 accesorios y cargadores de diferentes tipos y calibres.

Entre las armas destruidas se encuentran lanza-granadas, ametralladoras calibre .50 milímetros, fusiles automáticos como AK-47 “cuernos de chivo”, AR-15 “chanates”, subametralladoras y pistolas de diversos calibres.

(José Ángel Estrada)