¡Tristes, solas y de pilón difamadas! trabajadoras de estancias infantiles

CULIACÁN, SIN.- “No somos una, no somos diez, somos estancias y estamos al cien”, gritaban trabajadoras de estancias infantiles al llegar al Congreso del Estado, quienes dolidas admitían que muchas se han quedado sin trabajo porque ya se están cerrando algunas estancias.

Con pancartas y reclamos, las quejosas se manifestaron en las afueras del palacio legislativo donde Paulina Contreras López, reprochó que al no haber aún reglas de operación por la sustitución de la Secretaría de Desarrollo Social, por la de Bienestar, no cuentan con el subsidio.

Estamos aquí en la lucha, tristes, solas, desvalidas y difamadas, a este punto, exigiendo la presencia de nueva cuenta del delegado Jaime Montes, para que él nos dé una explicación de las declaraciones del presidente.

La vocera de este movimiento declaró que ya se están cerrando algunas estancias por falta de recursos, porque hay algunas guarderías donde no se cobra nada y en otras la cuota es mínima, por lo que están endeudadas.

Recordó que en Sinaloa hay alrededor de 360 Estancias Infantiles, de ellas ya cerraron diez, por ello, la exigencia de que salgan rápido las reglas de operación porque conforme pasa el tiempo, será imposible sostenerse.

Dijo que las traen a vueltas y vueltas y la promesa eterna de que están con ellas, pero no ven el apoyo por ningún lado.

La única respuesta que nos han dado es que están con nosotros, pero ya estamos casi dos meses, no podemos vivir sin comer, nuestros niños comen gracias a nosotros, porque es de nuestros ahorros, de nuestros endeudamientos con los bancos, que estamos logrando darles de comer.

Detalló que el 98 por ciento de las estancias infantiles son manejadas por mujeres que trabajan y cuidan a los hijos de otras mujeres, para que también puedan salir a trabajar.

Contreras López lamentó la decisión del gobierno federal de reducir los subsidios a las estancias infantiles cuando fue un modelo de atención que fue premiado por la ONU en el 2012 a nivel mundial y sigue usándose como ejemplo.

“Por el contrario el gobierno federal no está abandonando, violentando y de pilón difamándonos, al llamarnos corruptas”, dijo.
IRENE MEDRANO VILLANUEVA/OEM-INFORMEX