Élmer Mendoza, entre novelas da voz e identidad a los sinaloenses

CULIACÁN, SIN.- En una mañana común y corriente de un jueves rutinario, las puertas de El Colegio de Sinaloa se abren para que el nuevo presidente, Élmer Mendoza Valenzuela, cuente parte de su trayectoria como escritor, profesión que lo ha llevado a dar a conocer las voces de los sinaloenses a través de sus líneas.

Con una actitud positiva, Élmer se prepara en la sala de juntas de la institución, en donde además de haber una larga mesa de madera, en las paredes están los cuadros de sus predecesores como dirigentes de los colegiados.

Era alrededor de las 11:00 horas cuando con toda la disposición ofrece unos minutos de su tiempo para recordar los logros más significativos en su carrera, el desarrollo de la sociedad en el arte, la ciencia y tecnología y los retos que contribuye su nueva responsabilidad como dirigente del colegio.

El escritor con una sonrisa en cara y hasta con un poco de pena reconoce el orgullo que le llena el saber que sus novelas que están en varios países contemplan que hay una región, un lenguaje y un perfil de las personas de Sinaloa.

Lo que somos nosotros, porque esas novelas están hechas con nosotros, con lo que somos, con nuestro carácter, todo eso, nuestro lenguaje callejero y nuestro lenguaje culto..

Otras de las situaciones que hace sienta lindo, es tener alumnos en países como Italia, Alemania, España, quienes con admiración se refieren a él como maestro y utilizan uno de sus recursos para sus obras.

Del mismo modo, rememora, cada año entrega cartas a egresados de las universidades en donde ha hecho cursos de escritura, quienes con confianza y gracias a las referencias que existe de su persona, le solicitan su apoyo para ingresar a instituciones de otros países.

Con esas memorias, entre risas se cuestiona que hizo en la narrativa para obtener tal reconocimiento, pero explica, afinó algunas reglas de la escritura y considera que sobre todo logró dar un lugar al lenguaje del estado.

Situación que a lo largo de los años le ha costado crear y que aún con su experiencia continua, ya que cada novela es un camino por recorrer y en el que busca dar a conocer las voces y expresiones de los sinaloenses.

En ese sentido y como parte de responder la pregunta si piensa que ha logrado sus objetivos, comenta que, si los ha cumplido, ya que crea metas anuales como una forma de autorganizar sus actividades, estrategia que aprendió a los 15 años gracias a una persona que le prestaba libros.

Al dar una identidad a la sociedad a través de sus escrituras, destacó que muchas de las cosas que realiza lo hace con el pensamiento de ayudar a su gente y no quejarse de los propios sinaloenses.

En una platica ya más en confianza, Élmer Mendoza, menciona que aun y cuando tiene responsabilidades en El Colegio de Sinaloa, al ser escritor no dejará de escribir y trabajar en sus objetivos.

Es así como cuenta, su rutina diaria inicia a las 5:00 horas de la mañana, para empezar a escribir hasta que decide ir a caminar como parte de ejercitarse e iniciar sus actividades cotidianas con su esposa Leonor, como prepararse el desayuno y salir a realizar sus actividades en el colegio.

Sin embargo, en la tarde al regresar a su hogar, llega “sobre la novela” y en los casos que no acuda al colegio es porque está trabajando en casa “porque la novela me dijo no te vas”.

Al estar trabajando en las novelas y llegar a la etapa de la corrección, explicó, presenta una mezcla de sensibilidad, emotividad e inteligencia, pero todo lo demás es dejarse ir con las líneas.

El reconocido escritor Sinaloense, señaló que de todas las obras que ha realizado, varias han significado mucho para él, en las que destacan su bestseller “Un asesino solitario”, al ser la novela con la que apareció en el mapa.

Sin embargo, reitera que con “Balas de plata”, obra con la que fue acreedor del premio Tusquets Editores de Novelas, obtuvo el posicionamiento internacional, acción que considera fue bonito, porque el hecho de que la novela esté en muchas ciudades es reconocer que hay una identidad.

Entre sus proyectos personales, explicó, hará promoción de su más reciente novela titulada “No todos los besos son iguales”, la cual calificó como rara, ya que es un libro escrito para jóvenes, pero la mayoría de los lectores son adultos.

Además, actualmente está escribiendo la novela “La cuarta pregunta”, la cual espera poder terminar para el mes de abril y que es continuación de la saga “El misterio de la orquídea calavera”.

Obra en donde cuenta la historia de un joven de 18 años y en la nueva historia tiene 19 años y es estudiante de primer año de la licenciatura, libro que contará con expresiones cotidianas de los estudiantes de Sinaloa.

Élmer Mendoza, aseguró sentirse emocionado por los nuevos retos del 2019 y en cuanto a todas las historias que cuenta reafirmó son para los sinaloenses, motivo por el que los exhorta a buscarlo para trabajar en conjunto, al ser “Sinaloa un estado muy potente y podemos hacer más”.
SANDRA SOLÍS/OEM-INFORMEX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *