Cuba y Panamá, en final de invitados

CULIACÁN, SIN.- PANAMÁ.- Los representativos de Cuba y Panamá jugarán este domingo por el título de la Serie del Caribe 2019, evento que es organizado de última hora por los “canaleros” al no poder realizarse en Venezuela.
El equipo cubano Leñadores de Las Tunas derrotó 3-0 al venezolano Cardenales de Lara, en el estadio Rod Carew, mientras que Panamá (3-1) se impuso por 1-0 a Puerto Rico a segunda hora para convertirse de invitado a finalista y ante su público buscarán el título.

La novena venezolana perdió el invicto anoche frente al equipo mexicano Charros de Jalisco, por lo que su pase a la gran final se complicó y hoy se esfumó ante los caribeños, que secaron la ofensiva de su rival.

La tercera entrada fue fatídica para Venezuela, con dos outs, Alfredo Despaigne conectó sencillo y con fallo del jardinero alcanzó la segunda base y empujó la anotación de Yuniesky Larduet, con el el 1-0 para Leñadores.
La desconcentración siguió en el equipo vinotinto, Yordanis Samón recibió pasaporte de Raúl Rivero para tener hombres en primera y segunda.

Ese acto provocó el cambio de lanzador para dar entrada a Alexis Rivero, quien sucumbió de inmediato con dos bases por bola a Jorge Aloma y Carlos Benítez; el primero sirvió para tener casa llena y el segundo para que se diera el 2-0 por conducto de Despaigne.

Con casa llena, dos outs y 2-0, se fue Rivero y entró el derecho Felipe Paulino para recomponer la situación de Cardenales, pero eso se dio más porque Yurisbel Gracial conectó mal un elevado y se concretó el tercer out para finalizar ese funesto tercer episodio.

La pizarra se volvió a mover en el sexto inning. Primero, en la alta los venezolanos se estrellaron con la buena labor del lanzador Lázaro Blanco, reemplazado por Yoanny Yera, luego en la baja, Las Tunas hizo el 3-0.
Larduet conectó sencillo al jardín derecho para irse a primera, después, Jorge Yhonson conectó un roletazo para provocar el segundo out, pero ayudó a que Larduet se fuera a la intermedia, luego este se robó la tercera y gracias a un fallo del receptor Juan Apodaca llegó hasta home.