“La lectura”, un hábito casi olvidado en México

A como va pasando el tiempo y van creciendo las nuevas generaciones nos podemos dar cuenta claramente que el hábito de la lectura está quedando casi en el olvido y este grave problema puede ser por muchos factores.

En los padres que poco inculcan a sus hijos la lectura
Los niños llegan a una edad en la que tienen que aprender a leer, esto por el hecho de que su escuela se lo exige y es por la misma institución por la que lo hacen, unos bien, otros mal, pero pasa por el procedimiento de reconocimiento de letras, palabras y oraciones.

Y sin bien te encuentras en estos tiempos ante un niño o adolescente te das cuenta claramente que prefieren cualquier otra actividad que leer, pues para ellos es algo mortalmente aburrido, una actividad que no les proporciona ningún placer ni satisfacción, una experiencia que prefieren evitar.

Pero si de analizarlo se trata, los principales generadores de este hábito son los adultos quienes son los responsables de despertar en los niños ese interés por la lectura y de motivarlos a que vivan esa experiencia.

La tecnología
Los avances tecnológicos de la lectura han producido efectos negativos por el gusto de la lectura, esto en las nuevas generaciones, debido a que tienen a su alcance el dominio de una cultura audiovisual lo que ha significado un cambio radical por el hábito de leer.

Y aún que existan los libros electrónicos en CD rom, especializado o de carácter literario, la realidad es que cualquier persona entrando a navegar puede perder horas en las redes sociales, dejando en el completo olvido la lectura.

Libros caros
No es un pretexto más el decir que los libros son muy caros, es la realidad, son de costos elevados y si lo aunamos a que la mayoría de la población sobrevive con un salario mínimo pues es una situación complicada, el adquirir un libro nuevo.

Tianguis del libro, un espacio cultural
Pero si buscamos alternativas como intercambiar libros, comprar libros usados, una opción que tenemos en Culiacán, pues en la Plazuela Álvaro Obregón podemos encontrar el Tianguis del libro, en donde además de la venta de libros de todo tipo, ofrece una serie de actividades culturales que se realizan diariamente.

Un espacio cultural que lleva a cabo Julio Guzmán y Javier León, quienes lo iniciaron por el interés que tienen por elevar este importante hábito en niños, jóvenes y adultos de Culiacán y quienes comentan que la aceptación de este Tianguis ha sido muy buena ya que cada vez son más personas las que se acercan, por lo que ahora cada domingo realizan un maratón de lectura, en el que participan culichis de todas las edades y se les obsequia un libro.

Lo que sí queda muy claro es que tenemos que inculcar a las nuevas generaciones a la lectura y tenemos que ser inteligentes en el modo de acercarlos, pues tenemos que motivarlos y no obligarlos a que lo hagan.

Claves para que un niño ame la lectura:

* No obligar al niño a leer.

* Engancharlo con temas de interés.

* Predicar con el libro en la mano.

* Tener libros en casa.

* Biblioteca como forma de ocio para los niños.

* La tecnología como aliada para fomentar la lectura infantil y juvenil.
FERNANDA FAVELA/OEM-INFORMEX