Abren fuego contra fachada de una constructora

CULIACÁN.- Sujetos portando armas automáticas abrieron fuego contra las oficinas principales de la empresa Constructora “Fincamex”, ubicada en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, logrando ponerse a salvo personal de vigilancia nocturna.

El suceso ocurrió minutos después de las dos de la madrugada de este jueves, y la policía investigadora no cuenta con pistas claras de los probables responsables.

Sujetos portando armas automáticas abrieron fuego contra las oficinas principales de la empresa Constructora “Fincamex”, ubicada en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, logrando ponerse a salvo personal de vigilancia nocturna.

El suceso ocurrió minutos después de las dos de la madrugada de este jueves, y la policía investigadora no cuenta con pistas claras de los probables responsables.

El edificio dañado se ubica por el bulevar Alfonso G. Calderón, justo frente a las instalaciones de la Central Camionera Milenium.

De acuerdo a declaraciones de testigos, sujetos que viajaban a bordo de un vehículo de modelo reciente, se estacionaron a un costado del camellón central, para luego descender con sus potentes armas conocidas como AR-15 y colocarse frente a la entrada principal de la empresa Fincamex.

Los tipos comenzaron a disparar contra la fachada del inmueble, sin lograr lesionar a nadie de los vigilantes que se encontraban en el interior. Los empleados alcanzaron a esconderse durante la balacera.

Hasta la mañana de este jueves, elementos policiacos locales continuaban resguardando las oficinas y el bulevar, debido a que en el suelo se encontraba como evidencia más de 100 casquillos calibre .223 milímetros.

Peritos de la Fiscalía General del Estado tardaron más de dos horas en llegar a la escena.

Fincamex es la empresa responsable de construir viviendas en el sector Valle Alto, que el pasado mes de septiembre durante la tormenta que cayó en esta ciudad, varios hogares quedaron sumergidos bajo el agua, mientras que las familias perdieron todo su patrimonio y hasta este jueves muchos de ellos están molestos porque no les pagan sus pólizas del seguro y nadie quiere responderles por los daños.