Las leyes están para violarse

¡Miren las Leyes aquí están para violarse…! dijo sin tapujos la diputada de Morena, María Victoria Sánchez en plena sesión del Congreso del Estado.

Los legisladores estaban en el último punto del orden del día, cuando la diputada de Morena Francisca Abelló Jorda pedía la palabra para que le permitieran leer un documento por cumplirse 96 años del fallecimiento de Ricardo Flores Magón.

El presidente de la Mesa Directiva Marco César Almaral con propiedad le aclaró que esa propuesta se debería de haber visto al inicio de la sesión para que se aprobara.

La diputada Abelló, lo increpó al cuestionarlo sobre la facultad que tiene como presidente.

Los legisladores la veían de reojo, cuchicheaban y aseguraban que era otro de los berrinches de la diputada.

Encorajinada, quería que se hiciera su voluntad, mientras el diputado Marco César Almaral, a toda costa le quería hacer entender que la Ley Orgánica del Congreso del Estado, establece que los asuntos que se tratan en el Pleno están debidamente consensados por todos los grupos parlamentarios que conforman la Junta de Coordinación Política.

¡Ya lo sé…lo conozco! contestaba, pero seguía con su petición, “pida en votación a ver si los diputados me dan permiso”.

SE ATIENDA LO PRESCRITO EN LA LEY

La diputada del PRI, Gloria Imelda Félix, aclaraba que hay un orden del día previamente acordado, por lo que solicitaba que se atendiera lo prescrito en la Ley.

Es correcto, diputada y me da pena con la diputada Francisca, pero debería de haberlo solicitado al inicio de la sesión y con todo gusto lo hubiéramos aprobado”, señalaba el diputado presidente ante la insistencia de la legisladora de Morena.

“Diputada Abelló, aquí no es España. Céntrese”, bromeaban los legisladores, al recordar el origen de la legisladora.

El diputado de Morena, Pedro Lobo acudía en defensa de su compañera y recordaba que en una ocasión ya le habían permitido a otro legislador hacer uso de la voz, sin estar agendado el tema.

Sin embargo, le aclaró el presidente que efectivamente había pasado, pero que fue a inicio de la sesión.

El grupo Parlamentario de Morena, estaba dividido, unos pedían que se le diera oportunidad y otros que no.

La legisladora española seguía insistiendo y los legisladores le aclaraban que con esa actitud se violentaba la Ley Orgánica del Congreso.

“Si no vamos a respetar los órganos de gobierno de ésta cámara, pues desaparézcamelos ya, porque para que establecemos reglas si a la semana siguiente las estamos rompiendo”.

La diputada Flor Emilia Guerra, le pidió a su compañera de bancada que dejara de hacer caprichos y que se dejara de niñerías.

“Con todo respeto compañera Francisca, pero no es correcto lo que usted está pidiendo, si bien es cierto que el pleno es la máxima autoridad, hay reglamentos, ella pertenece a mi fracción parlamentaria, y bueno, pero hay reglamentos y voy a balconear, hay reuniones previas y ahí pudo haber dicho lo voy hablar antes de votar, se pudo haber metido, pero a estas altura, por eso pido que por ley, por norma o por lo que sea se continúe con la sesión”.

¡Miren las Leyes aquí están para violarse”, dijo la diputada Victoria Sánchez ante el estupor de los legisladores y entre el público se escuchó el grito de doña Bertha, una líder de colonia: “quiero ser ley…quiero ser ley”.

“Si no vamos a respetar los órganos de gobierno de ésta cámara, pues desaparézcamelos ya, porque para que establecemos reglas si a la semana siguiente las estamos rompiendo”.
IRENE MEDRANO VILLANUEVA/OEM-INFORMEX