Gobernabilidad, el reto de Morena: L. Lizárraga

Culiacán, Sin. A menos de un mes de asumir el cargo de Secretario del Ayuntamiento de Culiacán, el ex presidente estatal del PRD, partido del que fue también diputado local, Ramón Lucas Lizárraga advierte que el principal reto que tendrá la nueva administración municipal es conservar la gobernabilidad y que se articule un conjunto de iniciativas para atender el conjunto de problemas de la sociedad.

De igual manera considera que el Cabildo, con mayoría de regidores del partido Morena, que ganó la alcaldía de Culiacán en alianza con los partidos PT y PES, está obligado a responder a las expectativas de la sociedad, de modo que el conjunto de acuerdos que promueva debe generar los suficientes consensos en los grupos representados al seno del Cabildo y también deben recibir la validación social.

“Tenemos que garantizar que la sociedad participe junto con nosotros en ello, y obviamente ayudará mucho la confianza que les generemos a los ciudadanos”.

En este sentido, considera que para lograr esa confianza la nueva administración que encabezará Jesús Estrada Ferreiro, deberá articular un plan de gobierno en un plazo de 120 días, “que seguramente, si lo hacemos con el concurso de la sociedad y sus sectores, llegaremos a un buen plan”.

Obviamente, dice, la secretaría del Ayuntamiento juega un papel muy importante en ello, “en virtud de que es el eje rector para efectos de que el conjunto de la política pública la podamos hacer nosotros en coparticipación con la participación ciudadana y los sectores sociales organizados”.

BUEN GOBIERNO MUNICIPAL

Quien también fue director de Conalep durante la administración estatal que encabezó Mario López Valdez, considera que la principal meta que tienen es prepararse para ser un buen gobierno municipal.

“Deseamos que a Culiacán le vaya bien, igual que a Sinaloa, y bajo la conducción de Jesús Estrada Ferreiro hay una garantía de que en Culiacán se hagan bien las cosas, y lo mismo aspiramos con Andrés Manuel López Obrador a nivel país”.

En este sentido exhorta a todos los habitantes de Culiacán a comparar un proyecto que construya una nueva historia en el municipio, Sinaloa y el país, “y que tengan confianza en que el mandato que nos dieron vamos a hacer los cambios pedidos en el combate a la corrupción, pacificar a los municipios de Sinaloa, el estado y al país y que necesitamos gobiernos más eficientes”.

En lo personal considera que “hay un escenario ideal en el que quisiéramos que Culiacán viva una nueva historia, porque tenemos un gobierno municipal de una coalición electoral distinta a la del PRI, que es el que apalanca al Gobierno del Estado, y luego tenemos una composición distinta en el Congreso del Estado, con una mayoría de la coalición de Morena, y además una política federal también distintas.

“Es un escenario en el que debemos de adaptarnos a las nuevas circunstancias. Y obviamente para nosotros significa un fuerte reto poder articular la política pública del municipio con la que traiga el Gobierno del Estado, de un partido distinto al nuestro, y con un Gobierno Federal afín a nuestro partido.

“Es muy importante señalar que vamos a asumir la responsabilidad de gobernar el municipio más grande de Sinaloa, donde ya según los últimos datos, la población es de casi un millón de habitantes, distribuidos en 17 sindicaturas y en un casco urbano que absorbe alrededor del 82 por ciento de la población total del municipio.

“Así el reto es que tenemos que hacer una política pública para atender a esas 200 mil personas que están fuera del casco urbano y que tradicionalmente viven de una manera muy distinta a la que vivimos en la ciudad, y atender obviamente el conjunto de necesidades que ellas tienen y que han sido tradicionalmente desatendidas. Por eso es un fuerte reto atender a las 17 sindicaturas y la zona periférica del casco urbano, que son las que mayores rezagos padecen”.

Lucas Lizárraga considera que otro problema sentido que tiene el ayuntamiento es el que tiene que ver con el manejo de la deuda pública. “Tenemos un municipio con una deuda de largo plazo de cerca de 800 millones de pesos, a los que se suman los 347 millones que le autorizaron últimamente, lo que nos da que Culiacán tendrá una deuda mil 150 millones de pesos, lo cual significa una carga financiera del 30 por ciento del presupuesto anual que ejerce el municipio”.

Otra presión que se tiene, añade, es que hay una nómina algo abultada, con cerca de siete mil empleados, entre eventuales, sindicalizados y de confianza.

Aquí, advierte que se ajustará lo que sea necesario, acompañando este ajuste con una propuesta de reforma administrativa para ajustar toda la estructura del municipio a una nueva circunstancia y que ponga en el centro de la atención al ciudadano.

De igual manera, indica se debe trabajar en una propuesta política-administrativa y de servicios y atención que ayude a que el ciudadano tenga en el ayuntamiento a la autoridad que necesita y que oriente y trabaje en pos de lo que la población reclama.

Ante todo ello, considera que se debe trabajar en una planeación de manera conjunta con la población. “Ya los planes con la ley actual son anacrónicos, pensar en que podemos planear con una ley que viene desde 1987 creo que sería sumamente deficiente a los niveles de reclamo social que hay, y obviamente que tampoco estaríamos respondiendo a las expectativas de la participación del ciudadano en los planes de gobierno.

“Por eso una de las primeras sugerencias que haremos es que el Congreso del Estado nos ayude a tener una nueva Ley de Planeación, para que la de 1987 se haga a un lado y se incorporen los nuevos métodos, como son la planeación estratégica, la planeación participativa, la participación ciudadana y la participación democrática de la sociedad”.

Lo importante, puntualiza, es poder articular el conjunto de propuestas que tienen los sectores productivos, los organismos empresariales, las instituciones educativas y que se incorporen intelectuales y profesionistas de las diversas áreas y poder nosotros poder diseñar un plan no para 3 años, sino para el Culiacán que aspiramos a tener dentro de 30 ó 40 años.

Incluso resalta que un tema que ha buscado articular el presidente municipal electo con el presidente de la República es tener una atención más clara sobre los sectores productivos y que le dan vida a Culiacán, como es el tema agropecuario.

En general, dijo, se requiere de una propuesta integral para que se atienda tanto las comunidades pesqueras de Culiacán como las del resto de Sinaloa, aprovechando que el titular de Conapesca es de Sinaloa y que también fue presidente del Morena en Sinaloa.
JOSÉ ANGEL ESTRADA/OEM-INFORMEX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *