Con inclusión de Canadá “se levanta lápida de incertidumbre”: Guajardo

Ciudad de México. Con la incorporación de última hora de Canadá al acuerdo con México y Estados Unidos que dejará de llamarse Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para ser renombrado sólo con el acrónimo de Estados Unidos, México y Canadá (USMCA), “se levanta la lápida de incertidumbre que se generó por dos años”, aseguró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Previó que la firma del nuevo acuerdo trilateral por parte de los presidentes estadunidense Donald Trump y mexicano Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense Justin Trudeau, de las tres naciones podrá darse Buenos Aires, Argentina, en la Cumbre del G20 prevista para noviembre próximo y donde físicamente coincidirán los tres mandatarios. Posteriormente vendrá la aprobación por los congresos de México y Estados Unidos así como por el Parlamento de Canadá y se espera que eso ocurra antes del 30 de noviembre, fecha en que cambia la legislatura estadunidense.

No obstante, puntualizó que México pugnará porque Estados Unidos desaparezca los aranceles que impuso desde junio al acero y aluminio mexicanos. “No podemos firmar sin llegar a una solución. Tenemos dos meses para trabajar una propuesta antes de llegar a una firma del acuerdo en noviembre”, dijo.

“Logramos un acuerdo trilateral que da certidumbre a los inversonistas. Es un gran avance y hay una gran parte de modernización con las nuevas tecnologías, comercio electrónico o telecomunicaciones que nos dan mayor certidumbre a la integración. También tenemos condiciones de certidumbre para el sector petroquímico, manufactura, sector aeroespacial”, dijo el funcionario en una de varias entrevistas que desde las siete de la maña está concediendo en radio y televisión.

Guajardo ponderó que el gobierno de Canadá logró conservar el capítulo 20 referido a la solución de controversias que desde el principio el gobierno del presidente de Estados Unidos pugnó por eliminar, pero a cambio cedió en permitir el acceso a los exportadores de esta nación a su hasta ahora restringido mercado de lácteos.

Guajardo, cuyo papel en la renegociación fue reconocido por los gobiernos de Estados Unidos, reveló que en la cumbre de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que se llevó a cabo la semana pasado aprovechó para reunirse durante más de una hora y media con la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland para compartirle la experiencia del equipo negociador en el acuerdo bilateral que alcanzó con Estados Unidos y analizar los puntos en que las dos naciones se atoraban.

También consideró que gran parte de que después de 13 meses y medio de negociación, Estados Unidos se mantenga en el acuerdo trilateral se debió a la “movilización y presión” de los propios sectores productivos de Estados Unidos a su propio gobierno.

En el caso de México consideró que sin duda el haber logrado el acuerdo trilateral es legado del presidente Enrique Peña Nieto que encabezó una relación y agenda que no fue fácil en los últimos dos años.
(LAJORNADA)