AMLO podría poner fin a la concentración de riqueza: Guajardo

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, advirtió que el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador deberá convertir la transición en una verdadera reforma que acabe con la concentración de la riqueza, no como ocurrió en 2000, cuando el PAN permitió que los poderes fácticos se treparan encima y los que mandaban eran los monopolios, no el interés de las mayorías.

Al comparecer en el Senado para la glosa del sexto Informe presidencial y frente a las críticas de la mayoría de las fuerzas políticas, sobre todo del PAN, destacó: en este país vivimos la responsabilidad de haber tenido durante más de 70 años un sistema político centrado en un partido hegemónico y, lamentablemente, el PAN quiso gobernar igual en la transición de 2000.

El funcionario destacó que, por muchos años, quienes pagaron innecesariamente los costos de esa ilegal concentración de la riqueza fueron los mexicanos, y por eso hay ricos tan ricos, porque no se les exigía competir en condiciones de igualdad. Creo que estamos en el lugar y el momento apropiados para balancear los poderes de la gente contra los poderes fácticos, y eso está en manos del Estado mexicano.

Sostuvo que el presidente Enrique Peña Nieto y el Congreso dieron pasos para ello al aprobar una ley de Competencia Económica que garantiza protección contra las prácticas de concentración y por medio del proyecto de Zonas Económicas Especiales, que pretende sacar del atraso al sur-sureste del país.

Sobre el tratado recién negociado con Estados Unidos y Canadá, dijo que da certidumbre a la economía y favorece a la industria mexicana, pero ningún acuerdo de libre comercio es suficiente para resolver el dilema de la desigualdad.

El funcionario no dejó pasar las críticas de los panistas Gustavo Madero y Víctor Fuentes, quienes pusieron en duda los beneficios del acuerdo con Estados Unidos y Canadá. Lo único que podemos concluir es que su gestión y la de Enrique Peña Nieto son un fracaso, que su dedicación, empeño y trabajo se orientó a favorecer a unos cuantos.

Víctor Fuentes destacó que los resultados de Peña Nieto son menores respecto a los que obtuvo Calderón. Dejó la gasolina en 12 pesos y ahora sobrepasa los 20.

Los pobres no comen gasolina; comen pollo, tortilla y leche, respondió Guajardo, luego de dar cifras sobre la disminución de precios en los productos básicos durante el actual sexenio y de compartir que en la gestión de Peña el salario se recuperó 16.8 por ciento, y sólo 1.3 en la de Felipe Calderón.

El funcionario respondió a todas las interrogantes sobre los alcances del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá. A la senadora Ifigenia Martínez (Morena) le aseguró que México mantiene la soberanía sobre sus recursos energéticos y que la industria automotriz y de autopartes quedan en posición de competir, además de que nada restringe a México firmar acuerdos comerciales con China y con quien quiera.

No tengan ustedes la menor duda que este tratado se firmará antes de que termine la administración del presidente Peña Nieto, aseguró, y se comprometió a que antes de que concluya su gestión resolverá el problema de los aranceles que Estados Unidos impuso a las exportaciones mexicanas de acero y aluminio.

El secretario de Economía salió entre aplausos y abrazos de todos los legisladores, excepto los panistas.
(LAJORNADA)