Motivados por el efecto Maradona

CULIACÁN.- Para los jugadores de Dorados de Sinaloa, el solo hecho de estar bajo las órdenes de Diego Armando Maradona sigue siendo una motivación extra para salir del bache este lunes cuando enfrenten a Cafetaleros.

“Ha cambiado el lado anímico del grupo, desde su llegada todo ha sido otro ambiente, la motivación que te da estar al mando de esta figura es diferente, puede ser que en los futbolístico no será mucho que se cambie, pero la idea sin duda alguna será importante para el juego del lunes”, señaló Jesús Chávez, uno de los líderes del equipo.

De la misma manera, el “Chaveta” Chávez aceptó que desde el primer entrenamiento, Maradona se reunió con él y Gaspar Servio, esto con el fin de conocerlos más y conocer sus ideas por ser quienes han llevado el gafete de capitán durante los partidos.

Sobre la idea de jugar del astro argentino, Chávez indicó que les ha pedido tener más orden, no solamente correr, sino saber que hacer con el balón y sin él, y en eso se ha trabajado en estos primeros días de Maradona al frente del equipo.

Por su parte, el también defensa, Javier Báez, dijo que como sus compañeros aún no se la cree estar bajo las órdenes de Maradona, pero lo toman con mucha responsabilidad y saben que de por sí cuando llega un entrenador nuevo a un equipo todos quieren mostrarse, ahora con la figura que tienen al mando, puesto los motiva a hacer las cosas de una mejor manera.

“En lo personal he recibido bastantes llamadas de mis compañeros cuando se enteraron que sería Maradona el director técnico, me dijeron que lo aprovechara y así está el grupo, ansioso porque llegue el lunes, no solo los argentinos del equipo, sino todos, ya hemos entrenado futbol y sus consejos han sido importantes”, acotó el jugador chileno.

Después de la practica a puerta abierta, tanto para afición como medios de comunicación, Dorados con su nuevo cuerpo técnico trabajó totalmente a puerta cerrada tanto martes, miércoles y jueves, con solo declaraciones de jugadores antes de que inicie el entrenamiento.


(Por Javier Moreno Hernández)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *