Matan a “El Gato”, líder de gavilleros “Los Pintos”

MAZATLÁN.- El considerado como el número uno de los más buscados de Sinaloa, en los periodos de los gobernadores Juan S, Millán, Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez, el presunto delincuente Ramón Gallardo Campista, alias “El Gato” fue encontrado asesinado por la carretera México 15 y el entronque a la carretera al municipio de Cosalá.

Por el momento, la Fiscalía no ha confirmado que la persona encontrada ultimada en Elota, se trata del famoso gavillero que traía en jaque a las autoridades y que en más de una ocasión se decía que ya había muerto, y que lo catalogaban como un fantasma.

Gallardo Campista era el más buscado después de asesinar en el año 2002 a 12 personas en la comunidad de San Jerónimo de la AJoya, crimen que realizó con la gavilla de Los Gallardos y Los Pintos.

Además de estar relacionado con el cartel de los Arellanos Félix y de realizar varios secuestros y asaltos.

El cuerpo del jefe de Los Pintos fue encontrado durante la madrugada del viernes con un mensaje en el pecho que estaba elaborado en una cartulina blanca y plumón negro. Además, que estaba en una bolsa transparente para que no se dañara.

Este decía lo siguiente: “Por fin cayó Ramón Gallardo, alias El Gato, tanto tiempo que anduvimos tras de ti, pero a cada chango se le llega la hora y te toco a ti, Allí esta ese secuestrador que tanto daño hizo a la gente”.

Los agentes policiacos indicaron que al llegar al lugar no sabían quien era hasta que realizaron las primeras diligencias lograron establecer que era el gavillero más buscado de Sinaloa, y que su zona de operaciones era la sierra de Cosalá, Concordia, San Ignacio y algunas partes de Nayarit y Durango.

Las autoridades indicaban que era líder de al menos 100 gavilleros y que dominaba la cuestión del tráfico de droga y otros delitos del fuero común.

La matanza en San Jeronimo de la Ajoya

El multihomicidio se registro en el festejo del Día de Las Madres, cuando ancianos, mujeres, hombres y niños se dieron cita en la plazuela de la comunidad para continuar con dicha tradición.

Los pobladores nunca se imaginaron que al entrar la media noche se comenzaron a escuchar varias detonaciones de armas de fuego.

Los gavilleros que habían ingresado al poblado sorprendieron a dos agentes de la patrulla 0082 de la Policía Estatal Preventiva. En esa refriega los agentes Antonio Valenzuela González y Severo Millán Ponce murieron.

Ellos se encontraban resguardando la zona de callejones aledaños al río.

Por otra parte del poblado, otro grupo de pistoleros ingresó a la comunidad y tomaron por sorpresa a los enfiestados a quienes dispararon sin piedad.
Un grupo de estatales que se encontraba dentro de la comandancia no pudo salir, pues estaban flanqueados por tiradores apostados en lo alto de las casas.

Los muertos quedaron regados por la calle Principal. Algunos intentaron huir, pero las personas armadas los interceptaban con fusiles AR-15 y AK-47.

Durante la agresión ocho personas mas resultaron lesionadas, las cuales fueron llevadas a diferentes hospitales de Mazatlán.

Después de los hechos las autoridades supieron que el responsable de la masacre fue Gallardo Campista, a pesar de los esfuerzos de los policías y militares, “El Gato” siempre logró burlar a las autoridades, donde pudo estar prófugo por más de 16 años.

En mayo del 2016 se había corrido el rumor que el gavillero había muerto en un enfrentamiento en los altos de la sierra en la cercanía al poblado El Chilar, pero después de las investigaciones se estableció que no era él.

El trabajo pericial

Al lugar donde se encontró el cuerpo de Gallardo Campista acudieron las autoridades del estado para realizar las diligencias de ley y luego de asegurar los indicios ordenaron que los indicios fueran retirados al igual el cuerpo para realizar una serie de exámenes de ADN.