El Efecto Maradona en Sinaloa

En 15 años de existencia, los partidos de los Dorados de Sinaloa, equipo del ascenso mexicano, rara vez llamaron la atención a nivel nacional, ni cuando lograron sus dos ascensos y ni siquiera cuando ya en primera tuvieron en el mismo vestidor a Sebastián Abreu y Josep Guardiola.

La realidad se transformó el lunes pasado cuando en horario estelar, el juego de los Dorados fue un auténtico show que trascendió más allá de México gracias a la presencia de Diego Armando Maradona.

Unas horas antes de que se estrenara como técnico de los Dorados, hasta el presidente electo del país, Andrés Manuel López Obrador, aprovechó las redes sociales para enviarle un mensaje al Diego, a quien definió como “genio y figura”.

“Diego es una leyenda”, comentó AMLO

en un video. “Aprovecho para transmitirle un saludo y darle la bienvenida”.

El partido fue transmitido en escala internacional por ESPN sin importar que en simultáneo estuviera el tradicional Monday Night Football de la NFL.

EL SHOW ESTUVO EN LA BANCA

ESPN hizo lucir a Maradona con un recurso muy sencillo: mientras el juego iba por la pantalla completa, para los que sólo querían ver a Diego presentó un recuadro en una de las esquinas.

Pero a veces, el espectáculo no estaba en la cancha sino en la banca y las imágenes se invertían aunque por momentos el astro argentino aparecía tanto en la cancha como en el recuadro.

Tras un primer tiempo de una sola emoción -un disparo lejano al travesaño- los Dorados golearon 4-1 con una tripleta del ecuatoriano Vinicio Angulo, el 10.

“Noche de 10” fue el titular del periódico Esto, por ejemplo, que reservó tres páginas para dedicárselas al partido. “Trabajo que calla bocas”, fue el encabezado de una nota interior en la que Maradona ataja a quienes lo critican. Maradona festejó el triunfo, pero sabe que todavía tiene mucho camino por recorrer“Acá no se ha ganado nada”, dijo.
OEM-INFORMEX