Reúne Fiscalía de Sinaloa a persona desaparecida con su Familia

CULIACÁN.- Tras 9 años desaparecido, Juan Carlos Sánchez Rodríguez fue reunido con su familia, a la que no veía desde 2009. Personal de la Agencia Especializada en desaparición forzada de personas, no localizadas o ausentes lo encontró en un centro de rehabilitación en el municipio de Navolato.

Después de vagar por 2 años, llegó a ese lugar el 14 de mayo de 2011 y ahí permaneció los últimos 7 años, sin poder explicar claramente dónde podían localizar a su familia.
Todo este tiempo, solo lo buscaron en las zonas en las que acostumbraba deambular, víctima de una adicción, según relata su hermano mayor, José de Jesús Rodríguez, quien viajó desde la ciudad de Mazatlán, de donde son originarios.

“De hecho cuando él se desapareció lo anduve buscando en muchos lugares en toda la colonia, en toda la ciudad de Mazatlán, preguntando a través de amistades si lo habían visto y no me daban razón, anduve buscándolo en muchos lugares y a final de cuentas acabo de enterarme que se encuentra por acá en Navolato…

“Cuando me preguntaban por él yo ya me imaginaba que le había pasado algo o que ya estaba en una fosa común”, relató.

El 2 de junio y aun con la esperanza de poderlo encontrar, la mamá de Juan Carlos decidió pedir ayuda a la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, a través de la Agencia Especializada en desaparición forzada de personas, no localizadas o ausentes región sur.

José Luis Leyva Rochín, coordinador general de dicha área especializada, explicó que existe un protocolo para búsqueda de personas desaparecidas, y el factor tiempo es una parte fundamental para su localización, para lo que se trabaja con el apoyo de autoridades municipales, del Estado, la federación e instituciones civiles, incluídos centros de ayuda social y rehabilitación de adicciones, mismos que informan sobre personas de las que se desconoce origen.

Justamente de un centro de ayuda contra adicciones, CRREAD de Navolato, se obtuvo información que llevó a identificar a Juan Carlos y a otros dos internos que podrían ser buscados por su familia.

“al consultar nuestros bancos de información apareció con su nombre una carpeta de investigación, se envió al Ministerio Público de Mazatlán los datos generales y la imagen de esta persona para que se las mostraran a la familia, la familia dijo que se parecía mucho, pero querían estar seguros y nos pidieron que verificaran si tenía una cicatriz en uno de sus codos, efectivamente tiene una cicatriz producto de un accidente cuando estaba niño…”

José Alberto Magallanes, director del CRREAD de Navolato, señaló que hace 7 años Juan Carlos llegó al centro en situación de indigente, pidió ingresar y le dieron el apoyo y tratamiento, siendo hasta el momento de su egreso parte de la población de 85 personas actualmente internos para superar una adicción.

“Contamos con el apoyo de profesionales, tenemos dos médicos, dos psicólogos y tenemos un equipo multidisciplinario de consejeros junto con profesionales, la consejería en adicciones de hecho fue gracias al apoyo de Conadic, Cosica y la fundación Carlos Slim, ahorita ya en México habemos 89 consejeros en adicciones ya certificados…”

Hoy fue el día que Juan Carlos vió de nuevo a su familia… personal de este organismo autónomo constitucional, trasladó a José de Jesús Rodríguez para encontrarse con su hermano después de 9 años de no saber de él.

“Mi mamá está muy contenta, feliz de que nuevamente va tener a mi hermano, porque como ella dice, siendo mamá ella sabía de antemano que él estaba vivo, que no sucedía lo peor, por eso acudió a este apoyo para que le ayudaran y agradecerles a todos, a las autoridades que nos echaron la mano, tanto en Mazatlán como aquí en Culiacán”, expresó.

Leyva Rochín destacó la importancia de que los sinaloenses confíen en la autoridad y que ellos mismos colaboren aportando la información necesaria para localizar a su familiar, al igual que la participación activa de la sociedad en general, aportando datos de casos que puedan ayudar a encontrar a personas desaparecidas.

Para esto también se trabaja en estrecha coordinación con las fiscalías de todo el país, en contacto directo con los equipos, que al igual que las áreas especializadas en desaparición forzada de personas, no localizadas o ausentes de Sinaloa, cuentan con personas sensibles al sufrimiento de quienes buscan a un familiar.

“Hemos tenido nosotros algunas localizaciones de personas que se encuentran en el Estado y que son originarias de otros estados, o bien que están en otros estados y que son originarias de Sinaloa, las hemos traído de aquellos lugares para entregarlos a sus familias o bien han venido de otros estados para llevárselos y entregarlos a sus familiares…

…como es el caso de una persona que estaba privada de su libertad y en el mes pasado se pudo contactar a sus familiares para informarles que su familiar se encontraba hospitalizado en este lugar, en el Hospital Civil de Culiacán…”.

En este caso, igual que en otros documentados, la Fiscalía de Sinaloa se hizo cargo de atender y resguardar a la víctima en espera de la llegada de algún familiar o autoridad que lo regresaría a su lugar de origen.

Esta Fiscalía General de Sinaloa ratifica el compromiso y sensibilidad de sus investigadores, ministerios públicos y peritos para el profesional seguimiento de todos los delitos de competencia estatal, con principal atención en aquellos que afectan a niños, mujeres y grupos en estado de vulnerabilidad.