“Cachorros” de diputados se entrenan para el futuro

CULIACÁN, SIN.- A unos días de que a la última sesión ordinaria de la Sesenta y Dos Legislatura le canten las golondrinas se vino a oxigenar con caras nuevas e inocentes, eran los “cachorros” de algunos diputados que sin planearlo estuvieron en la sesión.

El pequeño “Güero”, hijo del diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Roberto Cruz Castro, apareció enfundado en un traje azul marino, camisa azul cielo y corbata del mismo color, igual que su padre.

Además, con el pin de diputado en la solapa, a sus cinco meses observó lo que acontecía en la sesión y ni siquiera los gritos de los asistentes que se inconformaban por la solicitud de aprobación al préstamo que está solicitando el Ayuntamiento de Culiacán lo intimidaba.

También el niño Alejandro se acercó a la curul para acurrucarse al lado de su padre el diputado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Baltazar Rendón, mientras los legisladores vaticinaban que los pequeños se están entrenando para ser los futuros políticos del estado.

Pero quien daba un paso más adelante era la pequeña Mía Alejandra Frías Millán, que primero observó a la diputada del Partido Revolucionario Institucional, Emma Karina Millán Bueno, que en ese momento fungía como presidenta de la Mesa Directiva.

Decidida, la niña fue a ocupar por un instante la silla de la vice presidencia que es la que preside su mamá.

También la diputada Ana Cecilia Moreno Romero anunció que su “cachorrito o cachorrita” estaba por llegar al mundo, ya que tiene cinco meses de embarazo y nacerá en la siguiente legislatura, donde ella fue reelecta al ganar con tan sólo tres votos de diferencia.

“Los puestos se heredan…”, bromearon algunos legisladores locales ante el escenario generado ayer en el recinto estatal.

59 PUNTOS

La sesión continuó y las y los diputados atendieron 59 puntos de primeras lecturas a dictámenes o aprobación de pensiones, además de lecturas a iniciativas, sin faltar los consabidos posicionamientos de las distintas fuerzas políticas que conforman el poder legislativo.

Ante el aburrimiento de las lecturas, las y los legisladores que tantas ganas tenían de reintegrase a sus curules después de haber perdido la reelección en las urnas el pasado 1 de julio, los abandonaron, hasta el punto de falta de quórum, lo que orilló al diputado Crescenciano Espericueta solicitar rectificar la asistencia.

Mientras el secretario pasó lista, llegaron las y los diputados corriendo:

“¡Aprobado!”, gritó la diputada Irma Moreno Ovalles al momento de aterrizar en su curul y sus compañeras la corregían:

“Están pasando lista”.
IRENE MEDRANO VILLANUEVA/OEM-INFORMEX