Vandalizan en el congreso

CULIACÁN, SIN.- Maestros “somos más que 53”, junto a jubilados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación Sección 27 y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), llegaron al Congreso del Estado donde les solicitaron que no introdujeran palos, botellas y les pidieron que pasaran como cualquier visitante por el arco de detector de metales, a lo que los manifestantes se negaron, lo arrancaron y con gritos e improperios contra los de seguridad, se introdujeron a la explanada a un lado del recinto parlamentario.

Esto provocó que las puertas para ingresar al recinto fueran cerradas, aunque ya algunos maestros estaban en la sesión y habían colocado mantas en repudio a la Reforma Educativa.

Desde la planta alta del pleno, los manifestantes le gritaban al presidente de la mesa directiva Antonio Corrales Burgueño que abrieran las puertas y como si estuvieran en un palenque el presidente pedía: que abran las puertas….secretario.

Las puertas seguían cerradas “no le hacen caso…”, volvían a insistir. Cerca de las doce del día las puertas se abrían y entraba la turba con gritos, silbatazos y sirenas tratando de interrumpir la sesión.

Los maestros aseguraban que estaban ahí para darle seguimiento a los compromisos que se hicieron en la anterior visita y refrendarlos, porque temen que no se cumplan como es la homologación de salarios y prestaciones, créditos de vivienda, pagos pendientes a profesores de Cobaes y la entrega de los resultados de la Auditoría al ISSTESIN.

Negaban que buscaran la confrontación “venimos por el diálogo”, señalaba Versaí Osuna Enciso, representante legal de los jubilados, quien con megáfono en mano no permitía que se escuchara la sesión, donde paradójicamente también en tribuna estaban dando lectura a la solicitud de pensiones de trabajadores de gobierno del estado.

Los manifestantes seguían gritando: les guste o no les guste, la CNTE ya está aquí.

Desde la tribuna el diputado Antonio Corrales Burgueño, pedía orden y solicitaba que los manifestantes acudieran a dos salas contiguas “donde la Comisión de Educación los atenderá”.

Sin embargo, después de un rato, los manifestantes acusaban que no había nadie en la sala, luego uno de ellos, increpó al diputado del PAN Roberto Castro a quien acusó de mentiroso y doble cara, esto, aclaró porque “la diputada Karina Millán Bueno, dijo que ya había dado copias del resultado de la auditoría practicada al ISSTESIN y Roberto está obstaculizando”.La diputada aludida reiteraba que sí había entregado las copias.

Dos de los miembros de la Comisión de Educación, Crecenciano Espiricueta no asistió a la sesión y Tania Morgan pasó lista y se retiró. Los diputados del PRI Silvino Zavala y Delia Imelda Valverde sólo se arremolinaban en sus curules y hacían caso omiso a la petición del presidente de la mesa directiva que atendieran a los manifestantes.

Después de los llamados Corrales Burgueño lamentaba que los miembros de la comisión de educación “no quisieron atenderlos: Yo los voy a atender”, dijo y le pidió a la vice presidenta Karina Millán que presidiera la sesión.

El ambiente se caldea: Afuera más de 40 grados, cobija a maestras y maestros que con sombrillas pretendían cubrirse de los rayos que caían sin misericordia, al igual que adentro del recinto, donde las palabras también caen sin compasión en los rostros asombrados de diputadas y diputados del PRI, principalmente a la diputada Karina Millán Bueno a la que acusaban de mentirosa.

¡Ni un voto al PRI! gritaban los inconformes y el diputado del PAN Roberto Cruz con los puños en alto los apuntalaba, e inmediatamente subió a tribuna para presentar un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución en apoyo a los maestros, mismo que fue rechazado por los priistas, lo que provocó nuevamente una andanada de reclamos.

“Muera el PRI…muera el PRI”, gritaban y el diputado panista aprovechó la tribuna para arremeter contra la diputada del PRI Karina Millán a quien le aseguraba que a él no le había dado ninguna copia de la auditoría.

La diputada priista se defendía y aseguraba que ella no era mentirosa y que le había entregado el documento al panista cuando “fue presidente de la Junta de Coordinación Política”.

“Yo nunca he sido presidente de la Junta de Coordinación Política porque esa la ha presidido el PRI”, le aclaró desde su curul y los manifestantes otra vez aseguraban que no votarían por el PRI para luego cantar: es un honor estar con Obrador y el panista con los puños en alto y moviéndose en su curul los secundaba.
IRENE MEDRANO VILLANUEVA/OEM-INFORMEX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *