Histerosalpingografía: un estudio para examinar el útero y las trompas de falopio

CULIACÁN, SIN.- La histerosalpingografía es una prueba ginecológica que sirve para estudiar la arquitectura de la cavidad uterina y las trompas de falopio, así como su permeabilidad, es un procedimiento sencillo que solo dura 15 minutos y normalmente se prescribe a pacientes que recurren a la reproducción asistida para comprobar si existen factores que impiden el embarazo.

Farid Antonio Bujaidar Tobías, médico radiólogo del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) señaló que esta prueba diagnóstica a veces es temida por las mujeres debido a las molestias que se pueden sentir durante su realización y posterior recuperación, no obstante, es necesaria porque da mucha información a los médicos sobre las causas de infertilidad y el posible tratamiento a seguir para conseguir el embarazo.

“Este tipo de estudio avanzado permite valorar tanto la integridad anatómica del aparato reproductor femenino, como la funcionalidad de las trompas de falopio, ya que aporta información sobre la permeabilidad tubárica, por lo que es muy valiosa para hacer diagnósticos precisos”, manifestó.

El médico universitario puntualizó que a histerosalpingografía también está indicada para el estudio de mujeres con alteraciones menstruales, dolor en la pelvis, tumores en la pelvis y malformaciones congénitas. Además, es posible hacerla para comprobar el éxito de una ligadura de trompas.

Sobre la preparación que se debe seguir previa al estudio, Bujaidar Tobías comentó que la paciente debe tomar un analgésico una hora antes del estudio para reducir los cólicos, se debe realizar durante los días 7 al 12 del ciclo menstrual, no se debe tener infección vaginal, además se pide abstinencia de relaciones sexuales desde el termino de la menstruación hasta la realización del estudio, para asegurar que no exista un embarazo.

Detalló que este estudio se realiza similar a un papanicolaou, solo que en esta prueba se coloca una sonda delgada en el orificio cervical y, mediante esta, se administra una sustancia llamada medio de contraste, la cual opacifica la cavidad y trompas uterinas permitiendo su evaluación.

Así mismo el especialista añadió que en ocasiones pueden presentarse algunas complicaciones que suelen ser cólicos, sangrado o infecciones, que después se controlan y la paciente vuelve a la normalidad.