El gas natural llega a Sinaloa durante julio

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la llegada del gas natural a Sinaloa, se podrán retener empresas y atraer nuevas inversiones privadas para generar empleos y favorecer la derrama económica en el estado, afirmó el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell quien ante el gobernador Quirino Ordaz Coppel anunció que durante la segunda quincena de julio iniciará operaciones el gasoducto en las principales ciudades de Sinaloa, lo que permitirá su distribución en los comercios y hogares.

Este anuncio se hizo en la sede de la Comisión Reguladora de Energía en la Ciudad de México, con la presencia también del director de la Comisión Federal de Electricidad, Jaime Hernández, paraestatal que será el principal cliente pues convertirá la operación de sus dos plantas termoeléctricas que operan en Mazatlán y Topolobampo, que dejarán de usar combustóleo para sustituirlo por el gas natural.

MENSAJE DE QOC
En su mensaje ante funcionarios federales, empresarios e industriales del sector, el gobernador Ordaz Coppel destacó que a Sinaloa le va a cambiar totalmente el mapa económico, porque al tener gas natural ya dejará de estar en desventaja con respecto a otras entidades que ofrecen el suministro de dicho servicio para la industria.

“Hoy, con la ubicación estratégica que tiene Sinaloa, con la llegada del gas natural nos va a representar no sólo mantener empresas y ser más competitivos, sino poder atraer a nuestra entidad a la industria que tanto nos hace falta para dar un brinco de la economía primaria que tanto depende nuestro estado a la economía secundaria”, recalcó.

Además, dijo que ese paso hacia la industrialización genera la posibilidad de empleos mejor pagados, que es otra de las grandes demandas que tiene nuestra entidad. “Así es que esta obra tan trascendente para nosotros, realmente nos pone en una condición de franco desarrollo y, como decía el secretario, así como llegó el ferrocarril que transformó la economía de varias entidades federativas, entre las que se encuentra Sinaloa, este ferrocarril de Guadalajara hasta Nogales, el gas natural representará en el siglo XXI el antes y después para la economía de Sinaloa”, puntualizó.

Ordaz Coppel aprovechó para hacer un reconocimiento al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y al secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, quienes en todo momento apoyaron este proyecto del gasoducto para Sinaloa, el cual tenía años sólo como un anhelo para los sinaloenses, sueño que se empezó a cristalizar en los últimos cinco años que duraron los trabajos de introducción de la tubería.

Es cuestión de días para la conclusión de la construcción del gasoducto que conectará el sur de Texas con Topolobampo y con Mazatlán; su longitud es de 982 kilómetros y tienen capacidad máxima de transporte de 670 millones de pies cúbicos diarios de gas natural.