En el Día del Policía se manifiestan familiares de los agentes “privados de la libertad”

CULIACÁN.- Durante el festejo del Día del Policía cuando se celebraba la misa en el templo de la Catedral, familiares de los agentes preventivos que fueron privados de la libertad durante el año 2017, se manifestaron con un grupo de rastreadores y lonas.

Los familiares de los elementos de Yosimar y José Antonio, exigieron a las autoridades resultados por la investigación de la desaparición de los dos elementos preventivos.

Los familiares indicaron que las investigaciones sobre dichos casos están muy lentas, pero reconocieron que localizaron varias piezas humanas en las cribas de San Pedro, Navolato, pero que aún se tienen que realizar pruebas de ADN y compararlas con las muestras que ya tiene la fiscalía.

Detallaron que no es una manifestación lo que realizan, solo un recordatorio hacia los jefes de seguridad que dichos policías no se han encontrado.

Oscar Quinto Marmolejo, Secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, indicó que los familiares de Yosimar y José Antonio son apoyados por parte de la corporación, donde son acompañadas a las búsquedas y se está al pendiente con lo que se ocupe.

El 26 de enero 2017, Yosimar fue privado de la libertad sobre el bulevar Enrique Félix Castro, esquina con la calle Venus. El reporte que se dio es que varios sujetos armados, quienes viajaban a bordo de dos camionetas, llegaron al domicilio del agente y tras someterlo lo subieron a una de las unidades para llevárselo.

El 23 de enero del 2017, José Antonio Saavedra Ortega, quien al parecer iba saliendo del trabajo fue interceptado por sujetos armados.

Los hechos fueron reportados poco después de las 7:00 horas en el fraccionamiento Costa del Sol, sobre la avenida principal de este asentamiento, cuando el policía circulaba en una camioneta Ford Explorer de dos puertas.

Los datos señalan que un grupo armado interceptó al policía y lo subió a la fuerza a un vehículo cuyas características no fueron proporcionadas. Se dijo que iban en dos camionetas de modelo reciente, y que la unidad que conducía el policía también se la llevaron.

Los sicarios iban vestidos de color negro y portaban chalecos antibalas y fusiles de alto poder.

Al concluir con la misa, los agentes policiacos acudieron a un salón de fiestas donde se rifaron dos automóviles Chevrolet Spark 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *