Un silbante de talla mundial

CULIACÁN, SIN.- A los 12 años César Ramos Palazuelos llamaba la atención en las ligas municipales de su natal Culiacán, por ser uno de los árbitros más jóvenes en las canchas de esta ciudad. Este domingo, en la Bombonera, a sus 34 años demostró autoridad, temple y experiencia al pitar la final entre Santos y Diablos. No en vano, fue el elegido por la FIFA para representar a México en el Mundial de Rusia 2018.

Ramos suma ya su tercera final como árbitro en el futbol de la Primera División en México y en esta ocasión se dice satisfecho por la manera en la cual llevó a cabo las acciones del último partido del torneo Clausura 2018.
“La verdad nos sentimos muy bien, los jugadores se dedicaron a lo suyo y cuando un juego es así, no se tienen mayores problemas, la Comisión (de arbitraje) ha pasado apuros en los últimos meses y creo que lo hicimos bien”, señaló el árbitro “culichi”, quien accede a una entrevista con El Sol de Sinaloa vía telefónica.

Ramos Palazuelos acepta que no solo para el arbitraje mexicano ha sido un año complicado, sino también para él en lo personal, pero que todo el gremio se prepara para tener un mejor desempeño en el terreno de juego.

De la final, el culiacanense indicó que como siempre, estudian el entorno, la forma de jugar de ambos equipos, su “parado” en la cancha, cómo manejan su táctica fija, y nunca darle atención especial a tal o cual jugador.

FUTURO INMEDIATO
De lo que sigue, César Ramos comentó que en 15 días estará viajando a Rusia y se reporta listo para lo que decida la FIFA en relación a su participación en la Copa del Mundo.
Será su primera intervención en un Mundial como árbitro central, ya que en el Mundial de Brasil estuvo en la terna final pero el elegido para representar a México fue Roberto García Orozco y no él.

EL ORIGEN
En Culiacán inició desde los 12 años pitando en las ligas municipales infantiles de la capital sinaloense y por su proyección y entusiasmo, poco a poco fue destacando hasta llegar a dirigir juegos en la Tercera División Profesional siendo muy joven y en donde decidió llegar a metas más altas como árbitro profesional y para ello se trasladó de su ciudad natal a Cuernavaca en el 2002, donde está el colegio de árbitros al cual pertenece.
Ramos Palazuelos recuerda lo difícil que es llegar al lugar donde está actualmente, la disciplina y esfuerzo se han visto recompensados y esta ha sido su “revancha”, ya que después de no ser elegido para el Mundial de Brasil, ahora sí cumplirá su sueño.

FINALES EN MÉXICO
A sus 34 años de edad, César Ramos ha dirigido tres finales de Primera División en México León-América (2013), Pachuca-León (2014)y esta última Toluca-Santos (2018), tiene otras tres finales de Copa MX, y desde 2014 cuando obtuvo su gafete FIFA ha ido ascendiendo de manera notable.

MUNDIAL DE CLUBES
En 2017 fue el árbitro de la final del Mundial de Clubes entre Real Madrid y Gremio de Brasil, que ganó el equipo español.
Para este 2018 la gran prueba y que sin duda le dejará una experiencia inolvidable será el Mundial de Rusia.
Hace 4 años César Ramos fue reconocido por el Gobierno del Estado y organismos civiles, como Sinaloense Ejemplar en el Mundo, por su destacada trayectoria en el mundo del futbol.

CÉSAR ARTURO RAMOS
ÁRBITRO PROFESIONAL

“Este ha sido un año de muchos viajes, desde las concentraciones marcadas por la FIFA para capacitaciones, es complicado, pero estamos listos para todo”

**DATO
César Arturo Ramos amonestó durante el juego final a su paisano, el culiacanense Jesús Angulo al minuto 76 por una entrada fuerte sobre Rubens Sambueza, aunque al final del partido lo felicitó por su accionar y el título obtenido.

JAVIER MORENO HERNÁNDEZ/OEM-INFORMEX