Hay “impunidad” y “cuentas mochas” en crimen de Javier Valdez

CULIACÁN, SIN.- “La justicia incompleta es justicia ausente”, “presentan cuentas mochas”. “la impunidad es permiso para seguir matando periodistas”, fueron algunas de las frases que luchadores sociales, activistas y periodistas expresaron en plena entrada del edificio de la Fiscalía General de Justicia, luego de haber realizado una marcha desde Catedral para protestar por la falta de justicia en el asesinato del periodista y escritor Javier Valdez.

Durante el trayecto, fueron diversas las consignas pero en el mismo sentido las que corearon algunos cientos de manifestantes durante su trayecto hacia su destino final: “Justicia, Javier Valdez”, “Justicia, Justicia, Justicia”, y otras.

Antes de la marcha, cerca del kiosco de Catedral, la periodista Carmen Aristegui expresaba que la mayoría de los casos de periodistas asesinados quedan en la impunidad, debido a que se tiene un sistema de justicia colapsado.

Afortunadamente, reconoció, Javier Valdez ha estado muy bien acompañado para que su crimen no quede impone.

La marcha estaba programada para salir a las 17:00 horas de Catedral pero se retrasó porque los rayos del sol caían como brazas, y casi a las 18:00 horas partió el contingente en el que también participaron periodistas de la Ciudad de México, Puebla, Tijuana y otras partes.

A la cabeza del contingente iba Griselda Triana, viuda de Javier Valdez, junto a Ismael Bojórquez, socio de Javier Valdez en la fundación y operación del semanario Riodoce.

Al concluir la marcha en la Fiscalía General de Justicia, se abrió una ronda de oradores. Empezó con la intervención de una representante del colectivo Rastreadoras Sabuesos Guerreras y otra de Rastreadores de El Fuerte, quienes reconocieron el apoyo que han recibido en su lucha por encontrar a sus desaparecidos, y en particular recordaron el fuerte respaldo que en vida les dio Javier Valdez.

También intervino Daniela Pastrana, representante de la organización Periodistas de a Pie, quien recordó como un gran amigo a Javier Valdez y resaltó que el crimen del periodista está lejos de ser resuelto.

La periodista independiente Marcela Turati, quien el sábado impartió un taller sobre cobertura a víctimas de la violencia, aseguró que el periodista Javier Valdez se convirtió en un periodista universal y fue ella quien retomó la frase de que impunidad es complicidad.

Sandra Patargo, representante de la organización Artículo 19, recordó que con el crimen de Javier Valdez, el presidente Enrique Peña Nieto presentó acciones para promover la libertad de expresión, pero aseguró que a un año de esa presentación, se ha visto que las acciones son un cascarón hueco, pues después de Javier se ha asesinado a 11 periodistas más, y advirtió que la impunidad es un cheque en blanco para que se sigan matando más reporteros.

Balbina Flores, de la organización Reporteros Sin Frontera, reconoció que las investigaciones sobre el crimen de Javier sí están avanzado, pero aclaró que no de manera suficiente.

Para que haya resultados, dijo, se debe detener a todos los autores materiales e intelectuales y ejecutarles sentencia.

Jean Albert, del Comité de Protección de Periodistas, recordó que en el 2011 se le entregó a Javier Valdez el Premio Internacional de Periodismo por la labor que hacía en el semanario Riodoce, y fue él quien acuño la frase de que “justicia incompleta es justicia ausente”, y advirtió que en tanto no haya avances importantes en el caso de Javier, sigue imperando la impunidad.

Finalmente, el secretario de Vinculación Ciudadana de la no gubernamental Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Sinaloa, Oscar Loza, cerró la lista de oradores y lo hizo como representante de la Comisión Ciudadana de Seguimiento del caso Javier Valdez, y lamentó que en México se viva una crisis humanitaria que se refleja en una alta cifra de asesinatos, un marcado desplazamiento interno y también una alta cifra de personas desaparecidas.

En el caso de Javier Valdez, reconoció que hay un presunto autor material detenido y se ha identificado a otros dos autores materiales, uno de ellos ya muerto, pero de los autores intelectuales advirtió que hay una nebulosa.

Es decir, dijo, lo que los resultados que las autoridades presentan a un año de que se asesinara a Javier Valdez, son cuentas mochas.
JOSÉ ANGEL ESTRADA/OEM-INFORMEX