Grave daño a la relación bilateral, advierte Videgaray en Washington

Si el despliegue de la Guardia Nacional de Estados Unidos a la frontera con México se traduce en militarización de la zona, se dañaría gravemente la relación bilateral, consideró el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray, en una reunión que sostuvo en Washington con la secretaria de Seguridad Interior de esa nación, Kirstjen Nielsen.

El canciller planteó que se velará por la soberanía nacional, en tanto que la funcionaria estadunidense expuso que la Guardia Nacional únicamente realizará labores de apoyo al Departamento de Seguridad Interior y sus elementos no portarán armas ni realizarán funciones de control migratorio o aduanero.

Videgaray y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, viajaron ayer a Washington en una gira de trabajo donde se reunieron con diversos funcionarios del gobierno de Donald Trump, luego de que éste informó vía Twitter y en entrevistas con medios que enviará tropas a la frontera con México. El magnate también planteó que si el gobierno mexicano no frena la migración y la entrada de drogas a territorio estadunidense, no habrá Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En este contexto se realizó el viaje de los dos funcionarios. La cancillería había señalado que Videgaray tendría reuniones con Jared Kushner, asesor sénior de Trump, y otros integrantes del gabinete, para dar seguimiento a temas clave de la relación bilateral. Guajardo tuvo un encuentro con Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos.

La SRE detalló que en el encuentro con Nielsen, Videgaray reiteró la importancia fundamental del respeto a la dignidad y los derechos humanos de los mexicanos en Estados Unidos.

A su vez, la funcionaria estadunidense afirmó que el anuncio de Trump se refiere “a un despliegue de la Guardia Nacional con características comparables a las que tuvieron lugar en 2006, durante la administración del presidente George W. Bush, con la Operación Jump Start, y en 2010, cuando fue mandatario Barack Obama, con la Phalanx”, precisó.

Por ello, informó la cancillería, el gobierno de México mantendrá comunicación permanente con el Departamento de Seguridad Interior, a efecto de dar seguimiento a esta medida y determinará las acciones apropiadas a seguir, velando en todo momento por la soberanía y el interés nacionales.
(LAJORNADA)