Señala Coidh “grandes brechas de desigualdad” en México

Mexicali, BC. Baja California, como el resto de México, vive una realidad con “grandes brechas de desigualdad de personas en todas sus dimensiones” en las que sobresalen la discriminación, pobreza, migración y violencia a mujeres, sostuvo el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eduardo Ferrer Mac-Gregor.

El tijuanense, egresado de la UABC y originario de la colonia Cacho, sostuvo al recibir un reconocimiento en el Congreso de Baja California que lo hacía “en nombre de los migrantes, mujeres violentadas, indígenas y gente que vive en pobreza que han sido víctimas de violaciones a sus derechos humanos en América Latina”.

Debemos fijar nuestras esfuerzos en tender puentes hacia la inclusión y no construir muros de concreto y metal porque, por mas altos que estos sean, lo único que representan es el miedo a enfrentar los verdaderos problemas con solidaridad y diálogo, señaló.

El presidente de la Corte Interamericana explicó que la región más desigualdad del mundo es América Latina con 186 millones de pobres (30 por ciento del total de habitantes), en donde México ocupa el cuarto lugar con 43.6 por ciento (53 millones) de personas que no tienen recursos económicos para satisfacer sus necesidades y un 7.6 (casi 9 millones) que viven en pobreza extrema porque no pueden siquiera adquirir alimentos de la canasta básica.

“Día a día, mexicanos salen a trabajar buscando sacar adelante a sus familias pese a las barreras estructurales que ponen nuestras sociedades altamente desiguales, por ello se requiere unir refuerzos para que no solo recaiga en los tribunales internacionales sino en la materia primaria y fundamental que son las autoridades nacionales y locales, y en general en la sociedad y su conjunto”, precisó, al tiempo de señalar que Baja California se encuentra entre las entidades que presentan mayores tasas de feminicidios, los cuales “constituyen la máxima expresión de la violencia contra la mujer, que lamentablemente seguimos afrontando en varias partes de México”

Sostuvo que según cifras oficiales el 66 por ciento de las mujeres del país han enfrentado violencia al menos una vez en su vida, y especificó que solo en 2016 ocurrieron 2 mil 277 casos de defunciones femeninas con presunción de homicidio, lo que representa que seis mujeres son asesinadas cada día.

En el Congreso local dijo que la globalización, las particularidades geográficas de nuestra región y la falta de oportunidades locales en la frontera ha hecho florecer una marcada tendencia a la migración, que se refleja en los 12 millones de mexicanos que residen en el exterior y con los 59 mil niños y niñas no acompañados que trataron de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos durante el 2016.

“No podemos segur viendo a la migración como algo ajeno e inminentemente negativo, porque junto con la inmediata protección que requieren situaciones de abuso y violencia a los migrantes se necesita un cambio de mentalidad viendo a la migración como un fenómeno complejo pero como una oportunidad”, mencionó.

Con la mirada atónita de funcionarios estatales, magistrados del Poder Judicial y de la comisionada de Derechos Humanos del Estado por la postura crítica y los señalamientos por la inacción de las instituciones, Ferrer Mac-Gregor Poisot expresó que los pueblos indígenas son otro grupo de la sociedad que históricamente ha sido relegado de las comunidades, toda vez que, comentó, siguen sujetos a una “discriminación diaria en el goce de sus derechos sociales con carencia al servicio adecuado de agua potable y saneamiento, así como a la alimentación y la vivienda digna”.

Al tiempo de señalar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos tiene 40 años de existencia, el abogado bajacaliforniano agregó que actualmente hay una oportunidad histórica para reducir las desigualdades en todas sus dimensiones, “con un crecimiento económico inclusivo con trabajo decente para todos, ciudades sostenibles y enfrentar cambio climático”.

“La tarea no es sencilla, tal como lo advertí en mi discurso en la presidencia, América Latina enfrenta grandes retos en materia de derechos humanos, no podemos negar que cada día millones de personas luchan por tener acceso a mejores condiciones de vida”, sentenció Ferrer Mac-Gregor.
(LAJORNADA)