Suspenden la entrega del ‘honoris causa’ a Cienfuegos

San Cristóbal de las Casas, Chis. Ante las protestas de diversos sectores de la sociedad, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) decidió suspender la entrega del doctorado honoris causa a Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Atentos a las expresiones y apreciaciones que han manifestado algunos miembros de nuestra universidad (…) hemos acordado suspender la entrega” del reconocimiento al secretario, señala la institución en un documento dirigido a su comunidad.

Al inicio de esta administración, en octubre de 2017, nos propusimos escuchar todas las voces de esta institución y fuera de ella, por lo que reiteramos nuestro compromiso con responsabilidad, convencidos de estar abiertos a las grandes exigencias sociales y a la pluralidad, agrega en el documento firmado por Ricardo Paniagua Rodas, secretario general de la Unicach y del Consejo Universitario.

Con 20 votos en favor, ocho en contra y una abstención, dicho consejo aprobó el viernes pasado la propuesta que hizo inicialmente el doctor Óscar Cruz Pérez, director de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Unicach, para entregar a Cienfuegos Zepeda el reconocimiento.

Maestros investigadores, estudiantes, organizaciones y ciudadanos exigieron en días pasados suspender el otorgamiento del doctorado honoris causa al titular de la Sedena, por considerar que carece de méritos académicos y científicos para recibirlo, además de que es el principal impulsor de la Ley de Seguridad Interior.

En protesta por la decisión de la universidad, la académica feminista Mercedes Olivera Bustamente y el fundador y primer rector de la Unicach, Andrés Fábregas Puig, renunciaron recientemente al doctorado honoris causa que recibieron años atrás.

Además, en una carta dirigida al rector José Rodolfo Calvo Fonseca, al menos 35 organizaciones y más de medio centenar de personas le pidieron no otorgárselo, porque recibir al jefe de la guerra interna contra el pueblo en un campus universitario representaría una afrenta a estudiantes y académicos del país.
(LAJORNADA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *