“Un regalo que me tenía guardado Dios”

CULIACÁN, SIN.- “Dios nunca llega tarde, me permitió vivir una experiencia negativa en el juego de anoche (miércoles), pero él tenía guardado para mi este regalo”, expresó Issmael Salas en referencia al jonrón que disparó en la octava y que marcó la diferencia en el triunfo de Culiacán ante Mayos de Navojoa y que ahora los pone en la antesala de la corona.

Salas expresó que todo lo que les está sucediendo es un trabajo de conjunto y que todo ello se construyó desde el mismo inicio de la temporada.

“Ha sido una temporada difícil, estoy muy contento de haber ayudado a estos (los pitchers que lo acompañaron a la conferencia) compañeros a ganar”, citó.

ANTHONY Vásquez manifestó que la mentalidad de siempre es salir a jugar como todo el año, a ganar los juegos y ahora buscar el título el sábado.

MIENTRAS tanto, Benjamín Gil, manager de Tomateros de Culiacán, aclaró que lo que se vio después del juego no fue una celebración, que la banda (que ingresó al campo) que estuvo tocando en las tribunas no la conocían, “fuimos con ellos como un agradecimiento a la afición. No estábamos celebrando y sí estamos enfocados al sexto juego”.

De paso alabó el trabajo de todos sus lanzadores, de Salas y Wilkins por sus batazos claves, y del resto de los que participaron.

“Ese tipo de turnos esperamos de él (Salas), pero también hay que darle crédito a Navojoa y hasta ahorita no veo equipo que se vaya a rendir”.

POR cuanto al manager de Mayos de Navojoa, Willy Romero, éste expresó que se trató de otro gran juego, “el pitcheo otra vez se hizo presente y seguiremos dándole crédito a Vásquez”.

Citó que hicieron lo que querían y que ahora van a casa y esperar el sábado, “no hemos decaído, la actitud ahí está y para el sábado todos estarán disponibles”.
DAVID VELÁZQUEZ ROBLES/OEM-INFORMEX