China y Alemania impugnan proteccionismo

La canciller alemana, Angela Merkel, defendió en Davos el multilateralismo y aseguró que “el proteccionismo no es la mejor solución” a los problemas, un día antes de la llegada de Donald Trump.

“Si pensamos que las cosas no son justas, que los mecanismos no son recíprocos, entonces tenemos que encontrar soluciones multilaterales y no unilaterales”, dijo en el Foro Económico Mundial, donde este miércoles también estará el presidente francés, Emmanuel Macron.

El proteccionismo es un arma de doble filo que dañará a ambas partes, dijo el ministro de Relaciones Exteriores chino este miércoles, un día después de que el presidente estadunidense, Donald Trump, firmara un decreto que fija tarifas a los paneles solares importados.

El arancel de 30 por ciento está entre las primeras limitaciones unilaterales al comercio impuestas por Estados Unidos como parte de una agenda proteccionista que busca ayudar a los fabricantes locales, pero que ha alarmado a los socios asiáticos que producen bienes a menores costos. Washington también gravó el ingreso de lavadoras importadas.

China, el mayor productor mundial de paneles solares, ya calificó la medida como una “exageración”, pero no ha especificado cómo responderá a los aranceles estadunidenses más allá de señalar que defenderá sus intereses legítimos.

“El proteccionismo es un arma de doble filo. No sólo hiere a los otros, sino a los propios”, señaló la portavoz de la cancillería china, Hua Chunying, en una conferencia de prensa habitual.

Sin embargo, China confía en su propia economía, que este año verá cómo un auge del consumo doméstico superará a Estados Unidos por primera vez, añadió, citando comentarios que el día anterior pronunció el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, durante una visita a Chile.

“Esto implica que después de 2018, el mayor mercado mundial será China”, indicó Hua, agregando que se había desarrollado por el sudor del pueblo en lugar de tener que arrebatarlo a otros.

Sin embargo, los economistas son escépticos.

“Es imposible que el consumo de China supere al de Estados Unidos en 2018”, dijo Tang Jianwei, analista del Bank of Communications en Shanghái. “El consumo representa 70 por ciento de la economía de Estados Unidos, mientras que en China sólo representa 30 por ciento”, agregó.
(LAJORNADA)