Hamas llama a Intifada; Israel se moviliza

JERUSALÉN.- El movimiento islamita Hamas llamó este jueves a una nueva sublevación palestina, la conocida como Intifada, para protestar contra el reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel, al tiempo que varios grupos palestinos convocaban una huelga general.

Al menos 12 palestinos resultaron hoy heridos en enfrentamientos con soldados israelíes en Cisjordania y la Franja de Gaza, luego de que salieron a protestar en Jerusalén este, la parte de la ciudad que reclaman como la capital de su futuro Estado. En Belén, Ramalá, Hebrón, Tulkarem o Nablús, en Cisjordania, y también cerca de la franja de Gaza.

Los dirigentes palestinos reivindican Jerusalén Este, ocupado y luego anexado por Israel en 1967, como la capital del estado al que aspiran. Pero Israel considera que todo Jerusalén, tanto el este como el oeste, es su capital “eterna e indivisible”.

Hasta ahora la comunidad internacional no ha querido reconocer a Jerusalén como capital, una cuestión muy delicada y clave en el proceso de paz.

En Jerusalén Este, la parte palestina de la ciudad, considerada como ocupada por la comunidad internacional, las tiendas y las escuelas estaban cerradas el jueves por la huelga convocada por grupos palestinos.

También se esperan manifestaciones durante la jornada en Ramala, la capital política palestina, en Belén, también situada en la Cisjordania ocupada, y en varias localidades de la franja de Gaza, un territorio palestino sometido al riguroso bloqueo israelí.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que muchos países seguirán la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y que los contactos para que eso suceda estaban en camino.

El ejército israelí anunció por su parte que desplegará fuerzas suplementarias en Cisjordania, territorio palestino ocupado.

Un portavoz del ejército indicó que se enviarán batallones suplementarios a Cisjordania y que otras fuerzas están preparadas para intervenir, en un contexto en el que el anuncio de Trump hace temer nuevos enfrentamientos.

A pesar de las advertencias de muchos de sus socios, el presidente estadunidense Donald Trump rompió el miércoles con la política de sus predecesores y anunció el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, ordenando el futuro traslado a esta ciudad de la embajada estadunidense, que ahora está en Tel Aviv, una decisión que podría tener consecuencias imprevisibles

Rusia se declaró este jueves “muy preocupada” por la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y llamó a la “moderación” y al diálogo a las partes implicadas en el conflicto israelo-palestino.

“Moscú está preocupada por la decisión anunciada en Washington”, informó en un comunicado el ministerio de Relaciones Exteriores ruso, que teme consecuencias nefastas para la región en su conjunto.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan fustigó el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, considerando que esta decisión pone a Oriente Medio “en un círculo de fuego”.

“Tomar tal decisión pone al mundo, y especialmente a la región, en un círculo de fuego”, declaró Erdogan a la prensa en Ankara antes de volar a Grecia para una visita oficial.

Arabia Saudita condenó también la decisión de Trump, tildándola de “irresponsable”, en un comunicado del Palacio Real citado por medios estatales.
(LAJORNADA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *