Humberto Zurita está orgulloso del debut de sus hijos

Humberto Zurita tras concluir la segunda temporada de la serie La querida del Centauro, que se transmite por Galavisión, confirmó que en marzo de 2018 continuará con la cadena de éxitos dando vida a un nuevo personaje que se desarrolla en el mundo de las drogas, armas y el lavado de dinero.

Mientras, decidió apoyar a sus hijos y formar parte del elenco de la obra de teatro Enemigo de clase con el doble debut primero de Sebastián Zurita como director de escena y segundo de Emiliano Zurita como actor.

En entrevista con El Sol de México, el actor dijo que aceptó el trabajo “porque quiero darles el espaldarazo”, además de que expresó su gran satisfacción porque sus hijos al formar la compañía Addiction House, se integran como productores teatrales, una rama en la que de inmediato el público lo acepta o desaprueba.

“Yo me siento muy orgulloso, muy feliz, son dos debuts en la familia de sangre y en la familia teatral de México. Es el debut de Sebastián como director, y el debut de Emiliano, mi hijo menor, quien se integra a la familia artística. Son complejos debuts en teatro”.

Explicó que Emiliano Zurita acaba de concluir su carrera como arquitecto “para él es el tiempo preciso de debutar como actor. Acabó sus estudios en Nueva York, lo hizo con muchos honores y tras acabar en paralelo estudios de actuación viene a México para debutar y lo hace en el teatro, porque el teatro es más complejo para un actor, un actor de verdad que te puede dar registros muy amplios y tú como público te das cuenta si es buen actor y en qué nivel se encuentra”.

Humberto Zurita con poco más de cuatro décadas de carrera, mencionó que en Enemigo de clase hace dos apariciones en escena.

“Nos interesa que el público se divierta, se entretenga, pero también la historia llevará a una reflexión muy importante a partir de los personajes que son jóvenes y quieren ser tomados en cuenta en la sociedad, tener un futuro, si les dan una enseñanza e información en las escuelas de verdad les va a servir para mejorar sus propias vidas.

“Los personajes son seres marginados de clase baja y están esperando o pidiendo su oportunidad, una oportunidad que deberíamos tener cada uno en el mundo y alcanzar algún día objetivos e ideales”, reseñó Zurita.

El primer actor confió que además de ser productores, Emiliano y Sebastián tradujeron y adaptaron la obra al español.

“Dejé a Sebastián que hiciera a lo largo de dos meses su trabajo de director y cuando ellos me dieron el libreto que ya me lo sé, lo releí y de inmediato les dije que quería entrar a la obra y darles el espaldarazo con el personaje de El profe”.

Zurita dijo que lo sorprendió el trabajo de dirección de su hijo Sebastián. “Me quise quedar en Miami y no interferir. Él ha creado su propio concepto. La vi en ensayos y me sorprendió, posee un gran talento como director. Ha movido la gramática visual y geografía del espacio, está contando bien sus personajes, entiende bien la historia, la narra de una manera muy joven, con esta potencia, con esta pasión y con estos sentimientos y emociones, que se pueden oír y regalar”.

La puesta en escena Enemigo de clase se presenta en el Teatro Royal Pedregal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *