Colorido y Tradición en el XVIII Salón de la Vida y la Muerte

MASIN

CULIACÁN, SIN.- Con la participación de más de 80 creadores, cuatro de ellos de otros países, abrió en el Museo de Arte de Sinaloa la exposición del XVIII Salón de la Vida y de la Muerte, dentro de la XXII Celebración del Día De Muertos 2017, que organiza el Instituto Sinaloense de Cultura, en coordinación con instituciones del Corredor Cultural Centro Histórico de Culiacán.

Al inaugurar la exposición, Alejandro Mojica, director de Programación del ISIC, comentó que “este Salón tiene ya una larga trayectoria; a mí me tocó participar en ella en 1999 como artista, pero era solo una exposición temática, no tenía aun esta convocatoria tan amplia como la tiene ahora, por lo que me da mucho gusto inaugurarla y notar el crecimiento que ha tenido”.

Con la presencia de Minerva Solano Moreno, directora del Museo, quien dio la bienvenida, la creadora de este Salón Sandra Robles Montijo, comentó que en 1982 inauguró su primer altar de Día de Muertos, por lo que “mañana cumpliré 35 años dedicada a las artes visuales”.

Informó que este año participan 80 artistas en el Tzompantli, exposición colectiva de arte contemporáneo, una participación récord, con 4 de ellos de otros países: Andrés Durán y Saúl Fernández, de Venezuela, Verónica Ledezma, de Argentina, y Pier Levancour, de Francia, con lo que se sienta un precedente en esta exposición.

Participa además un grupo de 14 artistas del grabado, que realizaron el proyecto de grabado monumental con aplanadora, una acción que se realizó hace un mes en el Museo de Arte de Mazatlán, a iniciativa de Cecilia Sánchez Duarte, directora del Museo, dijo Robles Montijo, quien participa además con su tradicional ofrenda de Día de Muertos.

Participan también con calaveras bordadas, el grupo Un Hilo nos Une y el colectivo Corazón de Mujer, así como los alumnos de un taller de reciclado, que dirige la maestra Inés Arce en la escuela Vicente Suarez, con calaveras de unicel.

Además, este miércoles, en San Ignacio, se inaugura el Salón de la Vida y la Muerte, con lo que por primera vez sale este salón fuera de Culiacán, con una gran participación de artistas que se ha sumado.

Durante el acto, se presentó la Compañía Folclórica del Ayuntamiento de Culiacán, bajo la dirección de Gabriel Uriarte, la cual presentó danzas indígenas de matachines, pascola y venado, con música viva.