Biopsias percutáneas guiadas por imagen son una alternativa de mínima invasión

Las biopsias percutáneas guiadas por imagen hoy en día representan una gran ventaja por ser mínimamente invasiva, por no utilizar anestesia general y porque son un procedimiento ambulatorio, a diferencia de las biopsias que se realizaban antes, en donde se hacían heridas quirúrgicas grandes que generaban en el paciente mayor tiempo de recuperación, destacó el doctor Jesús Heriberto Arteaga Yáñez.

El especialista en Imagenología diagnóstica y Terapéutica del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) detalló que este moderno procedimiento se realiza con agujas especiales a través de una punción en la piel para obtener muestras de diferentes tejidos, observando el trayecto de la aguja mediante algunos métodos de imagen.

Manifestó que las tomas de biopsias percutáneas guiadas por imagen se pueden realizar en la mayoría de los órganos, siempre que exista un trayecto seguro para que avance la aguja, y destacó que los que se estudian con mayor frecuencia son hígado, ganglios, pulmón, riñón, tiroides, músculos, huesos, entre otros.

El médico universitario expresó que son varias las ventajas que representa este procedimiento como son la mínima invasión, el uso de anestesia local en la zona en donde se realiza la punción, el paciente no requiere ser internado, es mínimo el dolor y tiene recuperación rápida, además que permite estudiar lesiones pequeñas y localizadas en zonas de difícil acceso por otras técnicas.

Aclaró que en algunos casos este tipo de procedimientos pueden presentar complicaciones como pueden ser sangrados, infección o lesiones de órganos cercanos, pero solo en pacientes con alteraciones en la coagulación o lesiones muy pequeñas y ubicadas en sitios de difícil acceso, por lo que a este tipo de personas no se les realizan las biopsias percutáneas guiadas por imagen.