Detectan mutaciones genéticas que llevan a desarrollar cáncer

DETECTAN

MADRID.- Científicos del Wellcome Trust Sanger Institute, en Reino Unido, y colaboradores proporcionaron estimaciones no sesgadas del número de mutaciones necesarias para desarrollar cánceres en un estudio de más de 7 mil 500 tumores de 29 tipos de ese mal.

Estos expertos adaptaron una técnica del campo de la evolución para confirmar que, en promedio, se necesitan de una a 10 mutaciones para que aparezca el cáncer y mostraron que la cantidad de cambios que llevan a esa enfermedad varía considerablemente entre diferentes tipos de ella.

En el estudio, publicado en Cell, el equipo desarrolló un enfoque para descubrir qué genes están involucrados en la evolución del cáncer y cuántas mutaciones en ellos conducen al mal. En el futuro, podría usarse en la clínica para identificar cuántas mutaciones en un solo paciente están activando su cáncer, de entre las miles de modificaciones presentes.

Hace más de 150 años, Charles Darwin describió cómo evolucionan las diferentes especies a través del proceso de selección natural. Los cánceres también se desarrollan así, actuando sobre las mutaciones que se acumulan en las células de nuestros cuerpos a lo largo del tiempo. En este estudio, los científicos aplicaron una perspectiva evolutiva a la cuantificación de la selección natural en 7 mil 664 tumores en 29 diferentes tipos de cáncer.

Uno de los hallazgos del análisis fue que las mutaciones generalmente son bien toleradas por las células, algo sorprendente porque las que los individuos heredan de sus padres a menudo son mal toleradas y generalmente se pierden en la especie humana a través del tiempo. Sin embargo, en las células del cuerpo, a medida que el cáncer se desarrolla casi todas las mutaciones persisten sin afectar a la supervivencia de la célula.

El equipo también catalogó los principales genes responsables de 29 cánceres diferentes, detectando varios nuevos y determinando cuán completas son las listas actuales de esos elementos. Hemos abordado una cuestión de larga duración en la investigación de la enfermedad que se ha debatido desde 1950: ¿cuántas mutaciones se necesitan para que una célula normal se convierta en cancerosa? La respuesta es: un puñado pequeño. Por ejemplo, en promedio hay alrededor de cuatro mutaciones por paciente en cáncer de hígado, mientras los tumores colorrectales generalmente requieren alrededor de 10 mutaciones, señaló el doctor Peter Campbell, autor principal del Wellcome Trust Sanger Institute.

El método de este estudio es un paso adelante en la atención personalizada del cáncer. En el futuro se podrían usar técnicas similares en la clínica para identificar las mutaciones específicas causantes de la enfermedad de un paciente dado, entre las miles de mutaciones que hay en cada tumor.
(LAJORNADA)