Destaca investigadora de la UAS los avances en la conservación del jaguar en Sinaloa

CIENCIA

CULIACÁN, SIN.- A casi diez años de trabajo continuo, de investigación y monitoreo sobre el Jaguar, la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) está respondiendo a este compromiso que tiene con la sociedad de generar espacios de convivencia, de oportunidades y aprovechamiento en el caso de ecoturismo, expresó Yamel Rubio Rocha.

La investigadora y responsable del estudio del jaguar de la Facultad de Biología de la UAS, dijo que esta especie se ha convertido en el emblema del municipio de San Ignacio, y es un elemento de identidad que aglutina intereses académicos y comunitarios, al grado que se ha generado una base de datos amplia respecto a este felino.

Tras impartir a los estudiantes la conferencia Corredor Biológico y ecoturístico del jaguar en el sur de Sinaloa, México, Rubio Rocha agradeció a las instituciones participantes como CONAM, CONABIO, UNAM, Universidad Pedagógica de Sinaloa, Acuario Mazatlán, encabezados por la UAS, el apoyo que ha llevado a la obtención de resultados que ayudan para la toma de decisiones en cuanto a la conservación.

Añadió que esta Semana Nacional de Ciencia y Tecnología en la que la que participa la unidad académica, es el marco idóneo para exponer avances relacionados con la conservación del jaguar, específicamente llevando al auditorio la propuesta del corredor biológico y turístico del jaguar, anclado en San Ignacio.

“Nosotros como equipo de trabajo de la UAS hemos querido ir más allá de un monitoreo y de la investigación, para atender las inquietudes y necesidades regionales y decidimos integrar esta propuesta, que lleva los intereses de más de 20 comunidades del municipio que están ciertas en la conservación del jaguar, de la guacamaya verde y de las amapas”, expuso.

La investigadora aclaró que un corredor biológico son áreas naturales donde la vegetación ha sido conservada y mantenida, pero que de acuerdo a la normativa mexicana, específicamente en la Ley General de Cambio Climático, la está asumiendo como un proyecto de conservación y aprovechamiento en estas comunidades, ya que para ellos son un producto potencialmente aprovechable desde el punto de vista ecoturístico.

Asimismo señaló que entre los puntos críticos se encuentra la matanza, la cacería furtiva y la destrucción del hábitat, por lo que aseguró que sobre esto se tiene que seguir trabajando, aun cuando se tengan grandes avances, ya que por año la población se mantiene estable con una densidad de cuatro a seis jaguares por cada 100 kilómetros cuadrados, y Sinaloa mantiene una de las mejores poblaciones.

En ese sentido, exhortó a las comunidades a mantener este compromiso de participación para la conservación del jaguar, no permitiendo la destrucción de su hábitat, su cacería o matanza, puesto que esta especie mantiene el equilibrio ecológico.