Las maravillosas nuevas especies descubiertas en la primera expedición a las aguas más profundas de la Isla de Pascua en Chile

CIENCIA

Esto es lo que descubrió un equipo de investigadores que por primera vez se aventuró en la llamada zona crepuscular del océano alrededor de la isla (entre los 60 y 500 metros de profundidad).

Por su aislamiento extremo y la latitud en la que se encuentra, la isla es una de las regiones más alejadas del Ecuador en la que pueden sobrevivir y prosperar los ecosistemas de arrecifes.

Y fue precisamente en estos arrecifes de coral que la expedición, llevada a cabo en marzo por científicos de la Academia de Ciencias de California en colaboración con la Universidad Católica de Chile- halló cuatro nuevas especies de peces y una nueva especie de erizo.

Cerca de un cuarto de todos los peces en Rapa Nui son especies endémicas. Es decir, no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

Este Pseudolabrus semifasciatus fue hallado en profundidades de más de 30 metros.

Para poder sumergirse a profundidades mayores de las acostumbradas, los investigadores utilizaron dispositivos especiales de buceo autónomo que les permitió permanecer bajo el agua por más tiempo.

Este sistema no genera ruido cuando el buzo respira, y esto ayuda a que los peces se puedan acercar más a los buzos.

Este erizo, hallado a unos 80 metros de profundidad, presenta similitudes con otras especies conocidas, pero no existen registros de criaturas similares o con colores tan brillantes en regiones tan profundas.

Según explica Rebecca Albright, curadora de la Academia de Ciencias de California y codirectora de la iniciativa Hope for Reefs, de las cual hace parte este proyecto, “la reducida diversidad (en este arrecife) presenta un marcado contraste con los sistemas cálidos, tropicales y de elevada diversidad que conocemos tan bien en el Pacífico tropical”.

Las especies descubiertas, como el pez de la foto de abajo, aún no tienen nombre.

Pero según aseguraron los científicos, todas llevarán nombres de la cultura local Rapa Nui.

Además de investigar las especies nuevas y las ya conocidas, la expedición recopiló información crucial sobre cómo el cambio climático esta impactando estos arrecifes de coral.

Hasta el momento, los corales parecen tolerar el calentamiento. Sin embargo, han afectado el crecimiento de las algas, que son la principal atracción para los peces.

Estos también se han visto afectados por la pesca intensiva.

Este espécimen es una nueva especie del género Plectranthias.

Suele vivir escondido en las grietas de las rocas y rara vez se aventura fuera de su cueva. Sus parientes más cercanos viven en Nueva Zelanda.

La expedición de Rapa Nui es la sexta de la iniciativa Hope for Reef, que ha recaudado cerca de US$13 millones para investigar y restaurar los sistemas de arrecifes de coral en todo el planeta.
(BBCMUNDO)