Por qué la compañía de mensajería UPS pide a sus conductores evitar doblar a la izquierda

UPS

Evitar al máximo doblar a la izquierda.

Eso es casi un mantra para los conductores de los camiones de UPS, la empresa estadounidense de mensajería que diariamente entrega 18,3 millones de paquetes y documentos.

Con esa política, los conductores ni siquiera van por las mejores rutas cuando se dirigen de un punto a otro, ni hacen que sus camiones repartidores estén menos tiempo en el tráfico.

¿Por qué lo hacen?
Intentar dar una vuelta a la izquierda en el tráfico (o derecha, en países en los que se circula por la izquierda) hace que un conductor tenga que esperar a que el semáforo o el tráfico en contrasentido dé una oportunidad de cruzar.

También hace más probable que ocurra una colisión entre vehículos.

Por ello UPS desde 2004 aplica el criterio de no doblar a la izquierda y en la actualidad 90% de los virajes que hacen sus camiones son a la derecha.

Según la firma, esto le ha permitido ahorrar cada año unos 38 millones de litros de combustible, dejando de emitir 20.000 toneladas de dióxido de carbono.

Además, entregan350.000 paquetes más.

El software que elige de rutas que usan los conductores, llamado Orion, tiene un algoritmo de 1.000 páginas que no elige el camino más corto, sino el más conveniente.

“Orion no necesariamente traza la ruta perfecta para nuestros conductores, que hacen un promedio de 120 paradas cada día”, según Myron Gray, presidente de Operaciones de UPS en EE.UU.

“En su lugar, elige entre millones de billones de rutas potenciales para dar una ruta muy eficiente a nuestros conductores. Sí, millones de billones”, asegura Gray.

¿Y funciona realmente?

El programa de televisión “Cazadores de Mitos”, de Discovery Channel, comprobó si este sistema realmente ahorra combustible, como asegura UPS.

Para ello puso a dos vehículos de reparto con un número de entregas igual.

Uno dio ocho vueltas a la izquierda y cuatro a la derecha, y otro una sola a la izquierda y 23 a la derecha.

Dar casi todas las vueltas a la derecha no fue lo ideal pensando en tiempo y distancia, pues tomó 10,8 kilómetros completar las entregas en 61 minutos.

En cambio con giros a la izquierda se recorrieron 8,3 kilómetros en 52 minutos.

Pero sí hubo un ahorro de combustible, pues solo dar vuelta a la derecha requirió 1,81 litros de gasolina, mientras que usar más vueltas a la izquierda requirió 3,08 litros.

Lo que concluyeron es que aunque hay más ahorro de combustible, esta idea funciona para una empresa como UPS, que tiene más de 100.000 vehículos, no así para un conductor promedio.

Aseguran que tendrían que prohibirse los giros a la izquierda en toda una ciudad para que todos los conductores notaran el ahorro.
(BBCMUNDO)