Camarilla política saquea a Sinaloa, acusa Morena

Partido MORENA

por José Ángel Estrada

CULIACÁN.- Que miles de personas participen en las marchas a favor del capo sinaloense Joaquín (El Chapo) Guzmán es una expresión ante la descomposición política que se vive, pues a nivel local “vemos como una camarilla encabezada por el señor Malova y Juan Millán están dedicados a saquear las finanzas públicas y a hacer grandes negocios” y a nivel nacional hay grandes fraudes por empresas privadas, generales del Ejército encarcelados por sus nexos con el narcotráfico, hijos políticos del expresidente Vicente Fox participando en fraudes, entre otros.

Ello lo señalaron Jaime Palacios, presidente del Consejo Político Estatal de Morena y Silvia Gámez y Juan Antonio Lara, presidenta y secretario de Comunicación del Comité Municipal de este partido, respectivamente, en conferencia de prensa ofrecida este martes.

“Estas manifestaciones que se han venido realizando nos dan la impresión de que la gente cree más en gente del crimen organizado que del otro crimen organizado que se da en las esferas políticas y administrativas del Estado.

“Si uno le pregunta a la gente: ¿en quién confías más, en un político o gobernante o en un narcotraficante?, nos encontramos con la sorpresa de que confían más en el narcotraficante.

“Ello se explica, si se ve desde el punto de vista económico porque los narcotraficantes pagan salarios más altos que las empresas privadas. Entonces quienes se benefician de obtener altos salarios trabajando con el narcotráfico, por supuesto que estarán más agradecidos con El Chapo Guzmán, que los empleados de las tiendas de autoservicio, que reciben salarios miserables”.

A ese malestar ciudadano, le agregó la postura antilaboral que han asumido tanto el Gobierno del Estado como algunos ayuntamientos, ya que sus propios trabajadores no tienen seguridad en el empleo.

“Llega un presidente municipal, llega un gobernador, y hacen un corredero de gente para meter a los suyos.

“Por eso nosotros sintetizamos que hay una descomposición social, cultural y también política, porque el político está convertido en sinónimo de corrupto, de ratero y de sinvergüenza.

“Que no nos asustemos con lo que hemos contribuido a crear. Por qué no le hacen una revisión general a la economía estatal, a los políticos enriquecidos, porque lo vemos en nuestro estado, grandes cantidades del narcotráfico están invertidos en fraccionamientos, en empresas; gran parte de esos recursos están generando demanda efectiva, comprando casas, carros, una cantidad enorme de bienes de consumo, generan empleos, traen divisas… Ello se da porque se ha dejado crecer tanto esta actividad, No se puede explicar de otro modo más que con la complicidad de las esferas gubernamentales”.